Día 1 de la asamblea: Lo traemos todo

Tras las cartas del Papa, las CVX organizadoras -Argentina, Paraguay y Uruguay- presentaron la asamblea. El equipo de 3 CVX muy unidas se dieron el nombre de “Arupa”, que en guarani significa “Lo traemos todo”.

Así se sienten tras el duro trabajo de organizar esta asamblea: lo han dado todo. CVX Paraguay nos dijo: “Invitamos a todos a vivir esta asamblea como una aventura en la que el Espíritu sople libre”. CVX Uruguay identificó que “uno de nuestros mayores desafíos de CVX es la creatividad misionera”. Somos 72 países pero no somos números, en esta asamblea somos uno a uno, cara a cara. Y notamos que falta una persona entre nosotros: el pasado febrero falleció la lider del equipo de Uruguay en Arupa: Cecilia Roselli. Fue un momento muy emocionante para toda la asamblea.

El presidente Mau hizo un buen marco de Apertura. Se basa en el hecho de que la Iglesia con el Papa Francisco está viviendo un kairos. La Iglesia deja de ser el centro de sí misma para salir al encuentro de Jesús y ponerle en el centro. Y le encuentra en las periferias de la sociedad y la existencia.

Mau propuso la imagen de una mesa. Cada pata de esa mesa es un trípode.

El primer trípode busca superar 3 palabras: autorreferencia, autosuficiencia y autocomplacencia. La cvx puede tener rota esa pata y la mesa del compartir con otros puede caerse.

La pata 2 de la mesa tiene 3 palabras: colegialidad (discernir juntos), sinodalidad (caminar juntos en la misma direccion) y comunión.

La pata 3 tiene 3 disposiciones ante el mundo: metanoia (conversión radical del corazón), alteradas y parresía (profecía, responder de una forma valiente).

La pata 4 es otro tripode con 3 claves de la Iglesia hoy: misericordia (salir al servicio del otro), conversión pastoral (CVX misionera) y conversion ecológica (la espiritualidad del cuidado). Pongamos la mesa sobre cuatro sólidos pilares para poder servir a los demás y a Dios, igual que Abraham acogió y sirvió a sus tres invitados en Mambre.

En resumen, ¿por qué estamos en Buenos Aires? La Iglesia vive un kairós y hemos venido a la realidad de donde salió el Papa Francisco, el pobre asentamiento de San Miguel, donde tuvo su primera parroquia como jesuita y luego fue superior de la Casa donde vivimos. La CVX quiere ponerse en el corazón de la Iglesia, que está también en esta periferia. El llamado universal a la CVX de hoy es ser “Una CVX en salida para servir en las periferias”, concluye Mau.

Por la tarde compartimos 3 preguntas en pequeños grupos: mi experiencia en cvx, cómo está mi cvx nacional y mis esperanzas sobre esta asamblea. Se hizo en 3 grupos diferentes que nos obligó a movernos todos por toda la casa. Ver a toda la CVX mundial moviéndose para encontrarse con los otros fue un imagen inspiradora. Terminamos el día con una dinámica divertida para conocernos como Asamblea. Esta asamblea se caracteriza por un metodología muy dinámica. Hicimos el examen juntos y acabo la jornada.

Deja un comentario