Día 7: Día de silencio y oración, a la escucha del Espíritu

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Día 7, Praying Day. Todo el mundo está en silencio. El ESDAC nos lo presenta como un día de parto en el que nos van a ayudar como matronas.

Hoy es el día de Silencio o Praying Day.  Nos permite concentrarnos. Mucha gente ha podido estar suficientemente tranquila para visitar lo que ha traído cada delegación. Es muy interesante.

En otro post vamos a presentar lo que podíamos llamar la EXPO CVX o CVEXPO. Se le pide a cada comunidad nacional que traiga materiales para presentar su comunidad, vida y misión.

José de Pablo: lo que estamos buscando es la gracia que nos tome en nuestro momento histórico y desborde hacia el futuro.

¿Qué es lo que pasa cuando el pan no se da a los pobres? Pues que se endurece o se reblandece. Sigue José de Pablo, ¿estamos contando miguitas o damos el pan? Miremos con ternura y alegría qué es lo que nos paraliza. Pero necesitamos poner a Cristo en el centro de nuestra vida. Nada podra hacer bombear el corazón de CVX sino Cristo, buscamos que Cristo bombee nuestra savia al mundo para construir el Reino de la Justicia. Entramos ahí, en el pan a veces blando o duro, de la mano de Jesús, que Él ponga su blanco pan en el medio de nuestro pan, su levadura viva en medio de nuestra masa.

¿Cuál es el pecado de CVX, qué es lo que nos paraliza? Pidamos que Dios nos dé el nombre de ese pecado. ¿En qué nos hemos vuelto sosos? Sólo se puede hallar desde la mirada misericordiosa de Jesús. Este es el paso que queremos dar.

Este oración de 45 minutos de la tarde del día 7 la vamos a hacer en grupo.

Recordad que teníamos una foto del rostro de Jesús, formada con las fotos de todos los participantes. Todos vemos reflejado a Jesús en el rostro de los otros, rasgos de su modo de hacer, su forma de relacionarse o de sentir… Tomando lo bueno de cada uno se forma el rostro de Cristo. Toda la CVX Mundial quiere formar junta rostro se Cristo para el mundo.

Teníamos una segunda cosa, que son los nombres de gracia de Jesús. Recordad que le dieron varios, Mesías, Hijo del Hombre, Hijo de Dios, etc. Cada uno en profunda oración pedimos que Jesús nos inspirara su nombre dd gracia. Recordad aquella pregunta de Jesús: ¿y vosotros quién creéis que soy yo?

Cada uno respondió esta pregunta: qué nombre de gracia tiene Jesús en su presencia en tu vida. Se compartieron en voz alta  los 200 nombres de gracia de Jesús. Fue muy similar a la tradicional oración de los nombres de Jesús. De este modo, nos centramos en Cristo. Cierto! ¿Qué es lo mejor que podemos dar a cualquiera? A Cristo. ¿Y cómo lo hacemos presente? Nos lo indica su nombre de gracia. Transcribo a continuación algunos de los nombres para que veáis el estilo de lo que salió. Quizás podáis rezar un momentito pronunciando despacio los nombres.

Salvador
Compañero
Misericordioso
Mujer Tejedora
Pozo de agua viva
Amor
Liberador
Amigo compasivo
Guía
Cuidador
Verdad
Belleza
Amor y vida
Confianza
Consolador
Maestro
Dios con nosotros
Compañero en ruta
Ternura
Fuente de agua viva
Y así 200…

Todos se pusieron en esa forma de ondas que se expanden. La CVX quiere ser todo eso para el mundo.Ser Jesús para el mundo, especialmente los más necesitados. Tenemos, por tanto un segundo “mosaico”: el primero, el rostro u el segundo, los nombres de Jesús.

En el grupo primero se recogieron los nombres de gracia de la CVX que salieron en la oración individual y luego se buscaba algo que uniera a todos esos.

Por ejemplo, en mi grupo fue “Discernimiento compartido para Amar y Servir”. Tiene que ser breve. Os paso las fotos del nombre porque merece la pena que les echéis un vistazo. Es realmente interesante. Contesta a una prrgunta: ¿Qué es realmente lo que CVX es y ofrece a todo el mundo?

Por la tarde dimos un salto. Rezamos sobre los pecados de la CVX. Ya os conté la introducción de José de Pablo sobre el pan duro o reblandecido. Nos fuimos a orar. Esta vez podía ser en el grupo de compartir, que es el mismo desde que comenzó el proceso de ESDAC. Por ejemplo, yo estoy con Temrat de Etiopía, Tryphena de Korea, Thomas de Alemania, Margaret de Singapur, Jackie de Inglaterra y el jesuita John Lee de Taiwán. Rezamos juntos 45 minutos y luego hicimos las 3 rondas.

En este método es clave una cuestión: las oraciones, cuestiones y temas en realidad no van sólo sobre CVX mundial sino que atraviesa cada CVX nacional y la propia local, y, sobre todo, va de ti mismo. Cada una de las oraciones apela con enorme profundidad a tu propia vida. Por eso realmente debo reconocer que en cierto modo está Asamblea está teniendo un carácter de Ejercicios Espirituales. Pero, en vez de hacer primero EE y luego procesar cuestiones comunitarias, todo avanza a la vez integrado. Quiere decir, por ejemplo, que cuando rezamos sobre el pecado de CVX, sus parálisis y obstáculos, la oración penetra hasta tu propio corazón y parte de tu propia conversión personal. Nadie lo fuerza ni nadie indica que deba ser así, pero sucede. Y aquí hay algo hondamente ignaciano y sabio en el método.

Para expresar el fruto del grupo había que hacer algo muy distinto a las anteriores ocasiones. ESDAC usó en los “puntos” para la oración la imagen de la estatua de sal en que se convirtió la mujer de Lot. Nos propusieron que identificáramos cuál era el principal pecado de la CVX y lo expresasemos en grupo en forma de “estatua”. Sólo había 5 o 10 minutos para idearlo. Fuimos a la asamblea. En el gran espacio del centro se pidió que salieran la mitad de los grupos, 15. Todos los demás nos levantamos y nos dimos la vuelta para no ver lo que hacían. Cuando nos dimos la vuelta aquello fue extraordinario. 15 grupos habían hecho cada uno una representación en foto fija de los pecados de la CVX. No os imagináis lo imaginativa que fue la gente. No hubo límites, se nombraban todos los pecados de CVX. Autocentramiento se repetía en varios grupos aunque cada uno lo expresó a su modo. Nos hicieron caminar entre las estatuas de sal. Era agobiante, parecía que estabas en un laberinto, rodeado de muros.

Cada grupo tenía una banda grande de papel donde estaba escrita en 3 idiomas la palabra del pecado, el título de la estatua. Por ejemplo, una jugaba en inglés con la idea de contemplativos en la acción, pero ponía “Contemplative inaction”. Otro grupo estaba con los ojos vendados, como un grupo de ciegos que tratara de moverse sin luz Y representaba la idea de que CVX carece de mirada a largo plazo. Otro grupo estaba en la posición de la salida de una carrera de atletas pero ni eran capaces de dar el segundo paso. Teníais que haber visto esto, fue muy muy impresionante. Creativo, un modo también humorístico de ver nuestro pecado aunque nadie reíamos. No se grabó nada, no sé fotografió porque era una contemplación en vivo. Luego cambiamos y lo hicimos los otros 15 grupos. Lo mismo. Ahora eras tú el que sentía la parálisis, cómo la gente pasaba a tu alrededor y no decías nada, totalmente congelada la imagen. No tengo palabras para expresar la fuerza de este momento. Al final de la contemplación de cada jardín de estatuas de sal, se nos pedía a los paseantes que contemplábamos las estatuas pasando entre ellas, que las despertáramos.

Con ternura y cuidado íbamos ayudando a deshacer los nudos que habían trenzado con brazos, abrimos los grupos cerrados (un grupo puso como pecado pequeño-grupismo), poniéndoles en movimiento. Todos sentimos que era a la completa comunidad mundial a la que está Asamblea quiere con ternura, humildad y profundidad en Cristo dar el don de ser libre y moverse en salida y con coraje a la misión.

En la propia carpa nos reunimos de nuevo por grupos. Compartimos lo que habíamos vivido en esa hora de estatuas de sal. Con cada cosa que decíamos rompíamos un trozo de la banda en la que habíamos escrito el pecado y poníamos el pedazo en una pequeña bandeja de mimbre. Como aquella en la que se produjo la multiplicación.

También teníamos una vela en la que pusimos los nombres propios de los miembros de cada grupo. La banda quedó totalmente despedazada en la cesta. Un representante de cada grupo llevó la cesta al centro donde está el cirio pascual. Entregó los pecados rotos y a cambio le dieron unos panes tipicos de Chiapas que son como pequeños mazapanes. El pecado había sido quemado, echado para nutrir la buena tierra, germinó la semilla de la Palabra y vuelve a nosotros como pan multiplicado.

Los 30 grupos éramos esos grupos sobre la hierba en la Multiplicación de los panes y pescados. A cada grupo llegó la bandeja con panes. En mi grupo incluso sobró uno, como en el Evangelio. Nadie lo comía así que me lo zampe. De eso no dice nada el Evangelio.

Cada representante de grupo traía, además de la cesta, también la vela grupal encendida. Mauricio tomó el cirio pascual y encabezó una procesión a la capilla, cada grupo iba detrás, unido, con su vela encendida. Fuimos hasta la capilla cantando al Señor. Allí celebramos la Eucaristía tras 15 minutos de descanso, todo en silencio. Tras la cena hubo confesiones para quien quisiera. Fuimos gran parte de la asamblea al sacramento de reconciliación.

Nunca se había visto una forma tan directa de hablar de los pecados de la CVX. Aquí todo sucedió con enorme paz y alegría. Con dureza pero no hacia daño. Dolía pero a la vez esperanzaba. No sólo ha sido muy hermoso y supercreativo sino que algo ha cambiado en el interior de esta comunidad de 200 personas, que sois todos vosotros. Por favor, seguid mirando hacia Buenos Aires (Aquí, al suroeste de todo, el fin del mundo del que salió el Papa Francisco) y rezad por la CVX, por nosotros y por vosotros con nosotros. Dice Francisco que tuvieron que ir al fin del mundo a buscarle. Hemos tenido que venir al faro del fin del mundo a buscar también este don que queremos llevar al mundo.

Deja un comentario