𝐋𝐀 𝐂𝐕𝐗 𝐕𝐄 𝐂𝐎𝐌𝐎 «𝐔𝐍 𝐃𝐎𝐍 𝐃𝐄 𝐃𝐈𝐎𝐒» 𝐋𝐀 𝐃𝐈𝐕𝐄𝐑𝐒𝐈𝐃𝐀𝐃 𝐃𝐄 𝐎𝐑𝐈𝐄𝐍𝐓𝐀𝐂𝐈𝐎𝐍𝐄𝐒 𝐒𝐄𝐗𝐔𝐀𝐋𝐄𝐒 𝐄𝐍 𝐒𝐔 𝐒𝐄𝐍𝐎.

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX), que agrupa a 1.100 personas en 35 comunidades de toda España, ha constatado en los últimos años «la presencia de personas LGTB+ en la Iglesia y en la propia comunidad» que, «al igual que el resto de integrantes del pueblo de Dios, quieren vivir con plenitud su fe, en amor y servicio, pero que muchas veces encuentran dificultades añadidas para hacerlo e incluso rechazo, lo que genera gran sufrimiento personal y familiar».

Tal y como hace constar en un comunicado hecho público este miércoles, 2 de diciembre, para la CVX es «un don de Dios estar formada por personas con orientaciones sexuales diversas» y «esta experiencia de diversidad en la Iglesia ha hecho brotar en la comunidad un profundo agradecimiento y alegría». Consciente, asimismo, de que «toda persona es, en su naturaleza, hija de Dios, creada a su imagen y semejanza», se ha comprometido «en el acompañamiento de estos procesos de fe e integración en la comunidad eclesial» y en la sensibilización y formación interna.

𝐌𝐀𝐍𝐈𝐅𝐈𝐄𝐒𝐓𝐎 Í𝐍𝐓𝐄𝐆𝐑𝐎

Martes, 2 de diciembre de 2020

En nuestras comunidades locales se ha constatado en los últimos años la presencia de personas LGTB+ en la Iglesia y en la propia comunidad que, al igual que el resto de integrantes del pueblo de Dios, quieren vivir con plenitud su fe, en amor y servicio, pero que muchas veces encuentran dificultades añadidas para hacerlo e incluso rechazo, lo que genera gran sufrimiento personal y familiar. Desde nuestras comunidades locales, diversas personas se han comprometido en el acompañamiento de estos procesos de fe e integración en la comunidad eclesial.

Como recuerda el Papa Francisco en Amoris laetitita, la Iglesia ha de hacer suyo «el comportamiento del Señor Jesús, que en un amor ilimitado se ofrece a todas las personas sin excepción» y, por ello, no cabe ningún «signo de discriminación injusta» hacia las «personas con tendencias homosexuales».

Fruto de la experiencia de acompañamiento, y unido a esta reflexión, en la última Asamblea General de CVX España, celebrada en agosto de 2019 en Pamplona, se acordó profundizar en el tema y realizar un manifiesto público para hacer constar que:

  • Nuestra comunidad vive como don de Dios el estar formada por personas con  orientaciones sexuales diversas, personas en cuyas familias hay miembros LGTB+, personas solteras, casadas y divorciadas. Como integrantes de la Iglesia que son, participan en ella en igualdad, y lejos de cualquier estigma. Por ejemplo, los cargos de responsabilidad y representación de la comunidad están abiertos para todas ellas.
  • La discriminación, siempre injusta, que sufren muchas personas por su orientación sexual es una llamada de atención a la comunidad cristiana para seguir recordando que toda persona es, en su naturaleza,  hija de Dios, creada a su imagen y semejanza; y para redoblar esfuerzos de reconocimiento, acogida y acompañamiento.
  • Nuestra comunidad se compromete a  cuidar la sensibilización y la formación interna de sus miembros sobre este tema, así como a incorporarlo en las distintas áreas de trabajo. 

Esta experiencia de diversidad en la Iglesia ha hecho brotar en la comunidad un profundo agradecimiento y alegría.

Más información

Desde el área de comunicación de CVX se pueden facilitar tanto entrevistas con el presidente de CVX España, Eduardo Escobés, como testimonios de personas LGTB+ pertenecientes a distintas comunidades.

Para más información contactar a través de comunicacion@cvx-e.es

ORÍGENES SOBRE EL MANIFIESTO DE DIVERSIDAD

El Espíritu habla en la realidad encarnada. Así lo ha hecho en este camino que nos ha llevado a hacer pública nuestra realidad de diversidad. 

Nuestras intuiciones e inquietudes iniciales fueron tomando forma cuando nos encontramos con experiencias de una Iglesia inclusiva real. Ponernos a la escucha de las experiencias, a veces de gozo y otras de dolor, de quienes se habían agrupado en Ichthys y en Crismhom nos ayudó a abrir nuestros ojos, a preparar nuestro corazón y a descubrir una llamada del Espíritu que estaba tocando en nuestra puerta. 

No sólo eso, nos encontramos con la iniciativa de PADIS en Chile, donde la CVX se había puesto también en el camino del encuentro, de la acogida, de una manera realmente atrevida. Fue la confirmación. Aquí están sus testimonios, con ellos algo empezó a brotar: 

En primer lugar escucharemos a Carmen Luz. En Chile, en 2009, nació la Pastoral de la Diversidad vinculada con CVX, ella es testigo excepcional de este proceso y una fuente de inspiración para todos nosotros. 

A continuación escucharemos el testimonio de Raquel y Antonio que nos explican qué ha supuesto la CVX para Ichthys, con los que por mediación de dos jesuitas chilenos implicados en PADIS+, en el 2014 nos descubrimos mutuamente. 

Y por último, destacar que la labor de CVX en el campo de la diversidad fue reconocida en el 2018 por Crismhom, cristianos homosexuales de Madrid, que nos otorgaron su premio Arcoíris. Alberto y Enzo nos comentan cómo fue ese momento.

EXPERIENCIAS PROPIAS DE LA COMUNIDAD

A veces las realidades más evidentes, las que tienes más cerca, son las que dejas de lado, las que no atiendes, las que pasan más desapercibidas.

Nuestra propia experiencia de diversidad dentro de la comunidad, real, encarnada, con personas concretas e historias de vida empezaba a hacerse visible, a tomar cuerpo. Ya no estábamos hablando de otras personas y realidades ajenas. La mirada hacia dentro nos empezó a ayudar a tomar consciencia plena de esta llamada y de la necesidad de aportar a una Iglesia más inclusiva, al estilo de Jesús de Nazaret, y a una comunidad más acogedora y respetuosa de las experiencias de amor de quienes la conformaban.

Todas ellas eran, también, expresión de Dios y experiencia de plenitud. Estas son sus vidas, con ellas empezábamos a notar que aquello que empezó a brotar, iba creciendo como nuestras raíces y se iba haciendo visible.

En el siguiente video, en primer lugar, escucharemos a Pili y Bea, de la CVX en Sevilla que nos explicarán su trayectoria en familia; a continuación Aitor y Josu de la CVX Arrupe Elkartea en Bilbao compartirán con nosotros cómo es su familia; a continuación Yolanda de la CVX en Jerez y su hija Candela nos explicarán cómo respondieron a la llamada que se les presentaba, y por último Pablo y Marisol, de la CVX en Barcelona comparatirán cómo vivieron la salida del armario, un momento delicado para muchos padres con hijos LGBT. 

ACOMPAÑAMIENTO DESDE LA COMUNIDAD.

Acompañar es un verbo que conjugamos continuamente en nuestra comunidad. A veces, hasta en exceso. En ocasiones, el uso de la palabra desgasta y vacía, pierde su sentido. Aquí no. Espacios para acompañarnos mutuamente en los que cuidar el encuentro, la acogida, la escucha, el respeto son los que han permitido verificar la presencia del Espíritu en este llamado. Acompañar para discernir es poner la vida en el centro, es dejarnos llevar y afectar, es disponernos a la sorpresa, es dejar a Dios ser Dios en nuestras vidas para que las transforme. Es, en definitiva, vivir desde la libertad que Él nos regala. Libertad imprescindible en cada uno de estos momentos que nos han hecho encontrarnos y ser más comunidad, con más vida y, ojalá, más cristiana. Ahí es donde se constata que ya ha brotado lo que tenía que brotar. Ahora, que de fruto.

En este video vamos a escuchar a Ana, MªJosé y Mikel de CVX en Valencia que desde los grupos PADIS acompañan a personas que se acercan a esta realidad; a Macarena y Manolo de CVX en Sevilla que comparten la experiencia vivida y de acompañamiento a otras personas LGTBI+ de la comunidad; en tercer lugar escucharemos a Pedro y Mariluz de CVX en Las Palmas que comparten desde su experiencia de acompañamiento vivida en PADIS igualmente, y por último escucharemos a Alfonso de CVX en Salamanca que nos acerca a la realidad de vivencia de la Pascua en Salamanca y que se traduce en una manera concreta de celebrar nuestra fe.

COMENTARIO DEL CONSEJO CVX-E AL RESPONSUM DE LA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE A UN DUBIUM SOBRE LAS BENDICIONES DE LAS UNIONES DE PERSONAS DEL MISMO SEXO

22 de marzo 2021

Hoy hace siete días que conocimos la respuesta oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe a la pregunta sobre si la Iglesia dispone del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo. Por cierto, curioso modo de preguntar por algo tan precioso como la bendición que es ofrecida por la comunidad a sus miembros, imagen de Dios, cuando se abren al Dios amor desde su conciencia.

La respuesta fue negativa, y ese portazo resonó con fuerza en las comunidades cristianas donde las personas homosexuales caminan como pueblo de Dios. Nos dejó conmocionados.Sin embargo, la respuesta no se aleja de la corrección, ajustada a la doctrina hoy escrita.

Ello no es obstáculo para que en CVX lamentemos que la Iglesia siga defendiendo dicha doctrina, y que la todavía reciente asunción en este tema «del comportamiento del Señor Jesús, que en un amor ilimitado se ofrece a todas las personas sin excepción» (AL 250), no haya dado lugar al reconocimiento de la presencia del Amor de Dios en las uniones de personas homosexuales, estables, comprometidas y constructoras de Reino desde la familia que constituyen.

Amoris Laetitia dejó, hace 5 años, cuestiones abiertas al debate y posterior profundización: “La complejidad de los temas planteados nos mostró la necesidad de seguir profundizando con libertad algunas cuestiones doctrinales, morales, espirituales y pastorales. La reflexión de los pastores y teólogos, si es fiel a la Iglesia, honesta, realista y creativa, nos ayudará a encontrar mayor claridad.” (AL 2). Sin duda las uniones de personas del mismo sexo son uno de esos temas complejos a los que alude la exhortación, y esperamos que se aborde más pronto que tarde, desde el espíritu de la propia exhortación.

CVX España sigue en su camino de búsqueda continua de la voluntad de Dios, y en ese recorrido vivimos como regalo la presencia de compañeros y compañeras homosexuales. Algunos y algunas de ellas han formado parejas estables en las que han acogido a menores, a los que a su vez acompañan en su desarrollo como personas cristianas del futuro. Su testimonio de fe y amor alimenta nuestra esperanza y nos lleva a seguir trabajando por una Iglesia futura en la que su bendición no sea sino una costumbre.

Consejo de CVX España

Lunes 17 de Mayo de 2021

A PROPÓSITO DEL 17 DE MAYO “DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA LGTBIFOBIA”

El 17 de mayo de 1990, la asamblea general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades psiquiátricas, donde había estado incluida desde el origen de este organismo internacional.

En la década de los noventa, en la que los dramáticos efectos del VIH arrasaban en nuestras ciudades y pueblos, y quizás también en tu familia, la realidad LGTBI se movía en un discurso cuyos pilares eran la enfermedad y el pecado. Algunas personas con diversidad sexual y de género ponían rostros y nombres a la invisibilidad en este durísimo contexto, arriesgándose a perder sus trabajos y a sus familias por ser visibles y denunciar las injusticias que se infligían sin pudor. Tenían que demostrar una y otra vez que no eran unas pervertidas y que lo que había de fondo, era una cuestión simple y llanamente de derechos humanos.

Este día fue ideado en el año 2004 y quedó institucionalizado de forma definitiva en 2005, tras un importante y duro trabajo de campañas de formación y sensibilización en diferentes países del mundo, declarando el 17 de mayo como Día Internacional contra la LGTBIfobia.

Las Vigilias de oración contra la LGTBIfobia surgen cuando el grupo cristiano “Kairos” de Florencia (Italia), en 2007, fue conocedor del trágico suicidio de un joven homosexual en Turín, y se organizaron para expresar su dolor y también su fe de mirada arcoíris.

Rápidamente se coordinaron con otros grupos cristianos LGTBI, y fueron capaces de organizar en 14 ciudades italianas una serie de vigilias de oración en memoria de las víctimas de la homofobia. Desde ese momento el 17 de mayo se celebran vigilias en un número cada vez mayor de países, ciudades, grupos, comunidades e iglesias. Desde el año 2010, esta iniciativa ha ido tomando impulso, y actualmente es compartido por más de 50 grupos del  European Forum LGBT Christians Groups, así como los grupos que forman la Global Network of Rainbow Catholics.

Jesús, el totalmente inclusivo, nos recuerda que ningún sufrimiento le pasa a Dios desapercibido, que merece la pena intentar no quedar atrapados en las heridas y seguir trabajando por una Iglesia donde la diversidad sea valorada y tenida en cuenta, y un mundo en el que todas las personas sin excepción se sientan acariciadas, acogidas y motivadas para trabajar por el bien común.

En esta estela de denuncia y reivindicación proféticas, también hoy, aquí y ahora, la CVX en España se ha manifestado públicamente como comunidad de inclusión, que valora la diferencia y acompaña a personas de toda condición. El 2 de diciembre de 2020 lo declaramos públicamente. En los videos que acompañan este post, se pueden ver las sesiones de trabajo que la comunidad CVX en España realizó durante los meses de noviembre y diciembre de 2020, espacios para agradecer el camino recorrido, reconocer esta realidad, y sensibilizarnos ante ella.