Tiempo de fiesta: otra vez sin traje regional

Tras el discurso del General y la aceptación de las nuevas comunidades nacionales salimos al encuentro de toda la gente que han venido: todos los chicos CVX del barrio, y a todos nos asombró el enorme cariño que nos han tomado.

Recordaban los nombres de muchos de nosotros, nos abrazaban y saludaban, cantamos juntos… Disfrutan con este kairós con gente de todo el mundo. Necesitan abrazarnos, abrazar al mundo y que el mundo les abrace llamándoles por su nombre propio.

Celebramos la Eucaristía. Argentina había montado un formidable coro para la misa. Luego comimos de pie empanadas y bocadillos mientras saludábamos a la gente y hablamos todos con todos.

Por la tarde tuvimos una gran fiesta de canciones, vino una compañía de danza con sus boleadoras, un jovencísimo grupo musical del propio barrio San Miguel, una orquesta escolar de música argentina y aprendimos (casi nada, dificilísimo) a bailar tango. Era bastante gracioso ver a la austríaca tratar de bailar con la de Madagascar un tango argentino. Parece el comienzo de un chiste… Todo el mundo se rió muchísimo y pudimos admirar a dos profesionales bailando de verdad.

Entre las visitas destacó un grupo de 40 cvx franceses que además habían preparado un número musical buenísimo que unió varias canciones francesas y jugó con su victoria en el Mundial. Lo pasamos muy bien con los franceses, fue un espectáculo que gustó a todos. Muy tierno, amistoso y muy bien hecho! Oui!

En medio invitaron a que todos los que iban vestidos con sus trajes nacionales o regionales salieran al escenario a recibirlos y explicarlos. Así pudimos ver a los japoneses con sus dragones blancos a la espalda, los nicaragüenses descalzos con sus trajes campesinos, los exuberantes estampados africanos o las portuguesas que se pusieron unos vestidos preciosos.

Como suele ser habitual, fueron los egipcios los que se llevado la palma con sus disfraces faraónicos. Todo el mundo se hizo fotos con ellos aunque este año no llevaron un photocall como en el Líbano. Nos partimos de risa con la CVX egipcia. Su sentido del humor carece de límite. Teníais que ver a nuestra amiga dentista haciendo el baile de las faraonas (no Lola Flores, las otras) en el escenario!

Efectivamente, otra asamblea más la delegación española no llevó traje. ¡Tenemos tantos que no somos capaces de discernir cuál ponernos! Los Josés se negaron a ponerse flamencos y a mí ya no me cabe el traje de luces. La única dispuesta era Cecilia a ponerse de Sanfermines de blanco y pañuelo rojo, pero los chicos nos negamos a salir disfrazados de toros para hacer el encierro. Bueno, conclusión, que mucho discernimiento pero una asamblea más sin poder dar la nota…

En el examen al final del día se pusieron palabra la que recogieran lo principal. Se repitieron las palabras amor, alegría, unidad, diversidad, gracias…

Conclusión: el Open Day es una ocasión única para que la CVX local viva una experiencia de comunidad mundial, es una gran fiesta de unidad en la gran diversidad y es un momento para dar apoyo a los delegados en la crucial misión que tienen en toda asamblea mundial. A nosotros nos ha hecho mucha ilusión que vinieran a celebrar el día con nosotros Ana y Jesús de CVX Jerez!!!!!

Sentimos que os representaban a todos vosotros dándonos apoyo y vuestro cariño. Os sentimos muy cerca a todos los CVX de España. ¡¡¡Gracias por todos vuestros mensajes!!!
Disculpad que no los contestemos uno a uno. ¡La wifi no puede más! Nos va muy bien pero los próximos tres días son cruciales y muy intensos. Rezad un poquillo por todos nosotros

3 comentarios en “Tiempo de fiesta: otra vez sin traje regional

  1. Seguimos unidos y orando por el fruto de la Asamblea….
    que pena no haber visto a Fernando de chulo madrileño y a José María de flamenco. Cecilia la única valiente pero sin seguidores. Besos mil
    Amparo Gálvez cvx Tiberiades

Deja un comentario