Cada 5 años nuestra comunidad se reúne en Asamblea General Ordinaria como recogen nuestros estatutos y como es nuestro deseo para ir escuchando y respondiendo a través de ella a las llamadas que desde el espíritu vamos recibiendo.

Este año tendrá lugar en Málaga, teniendo como posibilitadores de la acogida y siendo anfitriones a la territorial de Andalucía y Canarias.

 

 

Quedan unos pocos meses para que la Comunidad se reúna en Asamblea, es un momento que nos implica y compromete a todos y cada uno.  A cada persona, a cada grupo, a cada comunidad local.

Se han realizado ya varios envíos, y esto puede generarnos un cierto desconcierto, miedos y cansancio; que esperamos se hayan disipado en parte con el relato de lo que será la Asamblea, que ya os enviamos.

Cómo os decíamos será una asamblea llena de encuentros, escuchas y conversaciones. Por lo que, nos parece bonito e ilusionante caminar hacia ella compartiendo escucha y oración. 

Os proponemos para ello, un camino en el que iremos realizando alguna parada. En cada una de estas paradas (serán tres a lo largo de estos meses) propondremos textos, videos, canciones, oraciones, preguntas,… que nos puedan ayudar a ir “calentando” el corazón.

Este es un camino para recorrer sin prisa, para orar, para sentir y gustar, para dejarnos sorprender, … Aprovechemos las paradas para reponer fuerzas o quizás para meter en nuestras mochilas lo necesario para el camino o sacar lo que nos pesa. 

Segunda parada: nuestra manera de estar en el mundo

Segunda parada: nuestra manera de estar en el mundo

Tras nuestra primera parada en la que hicimos memoria agradecida de nuestro recorrido personal y comunitario, continuamos este camino compartido que nos lleva hacia la Asamblea de Málaga. Paso a paso, con más o menos cansancio, pero siempre acompañándonos y...

Primera parada: la gratitud lo inicia todo

Primera parada: la gratitud lo inicia todo

En la vida siempre hay que tratar de empezar y terminar todo dando gracias: cada día, cada semana, cada tarea importante, cada encuentro significativo con otros, cada plegaria y cada libro, cada visita y cada comida, cada paseo y cada reto. El agradecimiento es la...

 

Os invitamos a recorrer este camino, a caminar juntos y juntas como comunidad hacia la Asamblea, a disponer el corazón y las actitudes necesarias para el discernimiento, a acompañar a las personas enviadas que formarán en agosto la comunidad en discernimiento. 

Preparemos, pues, nuestra mochila, nuestros zapatos más cómodos y pongámonos en camino confiando en que el Espíritu nos guía y nos acompaña siempre.

Te seguiré a donde me lleves,

sin adelantarme, sin forzar el paso.

Sabiamente ignorante, iré donde no sé.

Puesto el corazón en ti, te seguiré.

 

Presentamos los dos equipos de personas que ya están trabajando para facilitar y poner en marcha el camino hacia la Asamblea en Málaga.