Misión Almería

Misión Almería” es el nombre con el que se denomina el lugar eclesial donde confluyen personas e instituciones de inspiración ignaciana para aportar, desde la diversidad de carismas y encargos apostólicos, a la construcción de un mundo mejor en este rincón del Mediterráneo donde el clamor de los pobres demanda nuestra implicación. https://www.misionalmeria.es/

Como consejo CVX en España, en visita a las comunidades locales, el pasado 3-5 de noviembre nos encontramos con la Comunidad local de CVX en Almería y con ella, nos encontramos con esta realidad de servicio en Iglesia. Gracias a las personas de CVX en Almería, toda la CVX “hace suyo” el proyecto de la “Misión Armería”.

Para nosotros, para todo el consejo CVX-E, fue conmovedor e inspirador el encuentro con esta particular realidad de tantas y tantos migrantes que en su viaje y su estancia en Almeria.  El “escuchar la realidad y a dejarnos afectar por ella, pasando todas estas cosas por el corazón” fue especialmente intenso y encarnado cuando Dani1 nos llevó al lugar donde está surgiendo la nueva “casa Arrupe”, en el medio de los asentamientos de Puebloblanco, en el término municipal de Nijar, rodeada de los plásticos de los invernaderos. https://sjme.org/tag/almeria/

La Casa Arrupe es la sede que el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) tiene en Almería. Dispone de dos edificios: el primero ofrece un Centro de Día y un espacio amplio y agradable para el trabajo del equipo técnico y de los voluntarios, para la prestación de servicios externos a la población migrante que reside en los alrededores. El segundo edificio, que aún requiere de algunas reformas y puesta a punto, está llamado a ser una casa de hospitalidad.

Era domingo cuando fuimos, y Casa Arrupe estaba esa mañana vacía, aun teniendo signos evidentes de estar en uso. Pero los asentamientos estaban “llenos de gente” ya que era día de descanso del trabajo en los invernaderos. Así que no solo vimos “donde viven”, sino “como viven” sus habitantes.

La sensación fue de entrar en la intimidad de sus existencias, de sus proyectos de sus relaciones. Las situaciones de las viviendas es tal que todo queda al abierto y compartido. El sentimiento que surgió en nosotros era el de estar “invadiendo” el espacio del otro, su intimidad y descanso. El primer sentimiento era de no mirar, de no curiosear en la vida del otro y por lo tanto, alejarse. Pero inmediatamente sentimos que no es posible percibir ese espacio hacinado, construido con cualquier material que pueda servir para dar cobijo, como una verdadera vivienda, aun percibiendo que sus habitantes lo habían transformado en su hogar.

Nos acogieron con una sonrisa, con cercanía, transmitiéndonos un sentimiento de afecto hacía Dani y los voluntarios que ahí trabajan; nos dieron detalles de su día, pinceladas de su vida. Visitamos su “escuela”, un lugar abierto, protegido solo del sol, donde las personas que viven en el asentamiento aprenden lo básico de lengua y normas de la tierra que les acoge. Y surgió fuerte la pregunta, desde la propuesta liberadora de Jesús de Nazaret, desde la llamada a continuar la tarea que Él nos encomendó: ¿qué podemos aportar a Misión Almería?

Las personas que viven en el asentamiento tienen perfiles diferentes: hay personas recién llegadas; familias que llevan años; y familias con niños. Muchos de ellos ya con permiso de residencia y trabajo. Sin embargo, encuentran una barrera para conseguir una vivienda en el núcleo de población y se ven obligadas a vivir en una situación muy precaria, sin las condiciones mínimas de habitabilidad y sin acceso a los recursos básicos, ni a formar parte de la vida del pueblo.

Por todo ello, como CVX, nos sentimos muy unidos a las entidades de Iglesia de la plataforma “Misión Almeria” y al SJM al denunciar esta situación, en la petición de mejores condiciones de vida para estos hermanos y hermanas que viven muy cerca de nosotros en una situación tan diversa y en trabajar para conseguirlo.

1Daniel Izuzquiza, sj

Mirella Gaboli
Consejo CVX-E

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *