CRÓNICA DEL ENCUENTRO DEL EMJ EN GALAPAGAR (MADRID) (6, 7 Y 8 de Febrero del 2009)

A pesar de las inclemencias meteorológicas, fuertes nevadas en toda la península, pudimos ir llegando todos a la “casa de la javerianas” en Galapagar el viernes a la hora de cenar. Únicamente nuestros “amigos en el Señor” del País Vasco, Ion de Donosti y Marta García de Bilbao, les fue imposible venir, aunque lo intentaron el sábado por la mañana, pero como dijo Felipe II: “No mandamos a nuestros barcos a luchar contra los elementos”. A pesar de todo, os tuvimos muy presentes a los dos durante todo el Encuentro.

Nos encontramos diecinueve personas, enviadas por las Comunidades locales de CVX en España, como enlaces o colaboradores del EMJ (Equipo de Misión Joven): Leticia Hermida de A Coruña, José Guerrero de Gijón, Roberto Arranz de Valladolid, Ainhoa Torres de Madrid, Cristina Barrenextea de Pamplona, Quim Fernández y Rosa Suriñach de Barcelona, Víctor Espinar y Teo Galache de Málaga, Javier Bertard y Cristina Fernández de Palma, Encarni Garcia, Enrique Garfia y Fátima Carazo de Sevilla, Álvaro Aznar de Zaragoza, Almudena Daz de Tenerife, nuestro querido Asistente nacional, Chencho, y Lorena Bellido y Javier Cordera de Salamanca.

Como una parte de la Comunidad Apostólica de CVX, la que acompaña a los Jóvenes en su experiencia de encuentro y seguimiento de nuestro Señor, el objetivo del Encuentro se centraba en orar, reflexionar y compartir como damos respuesta a la llamada del Señor, manifestada en nuestras Asambleas Mundiales y Nacionales, a configurarnos como Cuerpo Apostólico al servicio de la Iglesia.

Comenzamos con lo que deseamos transmitir a los jóvenes: “el conocimiento interno de nuestro Señor, que se ha hecho hombre por mí, para que más le ame y le siga”. Nos planteamos una lluvia de ideas sobre los rasgos de la espiritualidad ignaciana que creemos deben estar presentes en el trabajo con los jóvenes, teniendo como referencia los dos pilares de nuestra espiritualidad: “Ser contemplativos en la acción”. A partir de ellas, Seve Lázaro s.j., nuestro ponente de la mañana del sábado, nos expuso cómo es el mundo en el que se mueven de los jóvenes y nos desarrolló cuáles son las claves de la espiritualidad ignaciana para transmitir a Jesús a los jóvenes de hoy. Nos paramos a orar sobre unos puntos centrados en la ponencia, y compartimos en plenario las mociones y sentimientos que nos despertaba esta realidad actual de los jóvenes, y las claves para acercarles a la experiencia de encuentro con el Señor. Si queréis conocer las conclusiones a las que llegamos, vais a tener que esperar a la Asamblea Nacional de Santiago.

La tarde del sábado la dedicamos a orar y reflexionar sobre desde donde realizamos esta misión, que es de Jesús y de la que nosotros sólo somos sus débiles colaboradores. Contamos previamente con la presencia de Abel Toraño s.j., que nos presentó la experiencia del “MAGIS”. Es una experiencia de encuentro con el Señor pobre y humilde, para jóvenes entre 18 a 30 años, por medio de la espiritualidad ignaciana, con carácter universal y que culmina en las jornadas de la juventud con el Papa, que se celebrarán en Madrid en el año 2011. Su testimonio generó interés, desbordamiento por su gran amplitud y se nos plateaba como una buena oportunidad para colaborar institucionalmente con la Compañía. A continuación tuvimos una reunión en grupos pequeños donde compartimos, desde dónde vivimos nuestra misión en el trabajo con los jóvenes. Predominaban los planteamientos individuales, en muchas ocasiones no apoyados por las comunidades locales y en ciertos momentos vividos en soledad, frente a planteamientos comunitarios. Desde esta realidad, planteamos desde dónde nos llama nuestro Señor a vivir “nuestra misión común de acompañar a los jóvenes en su camino hacia una vida llena de sentido”. Contamos con el testimonio de Ion Arruti, de CVX en Donosti, que nos transmitió como su comunidad y él personalmente, pasaron de vivir su vocación y su misión de una comunidad de apóstoles a una comunidad apostólica gracias a la elaboración del PAC (Proyecto Apostólico Comunitario). Después de un rato de reflexión orante, compartimos en plenario las mociones y sentimientos que nos despertaba el testimonio de Ion y la experiencia de la Comunidad de CVX en Donosti, y ofrecimos todo ello en la Eucaristía al final del día.

El domingo por la mañana, nos centramos en cómo realizar esta misión y cuál tiene que ser modo de proceder como CVX. Contamos con la ayuda de Alfonso Salgado, de CVX en Salamanca, que nos presentó el DEAE como herramienta de trabajo de los miembros de CVX con los jóvenes. Nuestra misión con ellos parte de un discernimiento personal y comunitario, donde recibimos el envío de nuestro Señor por medio de la Comunidad, y en la que ésta se compromete a acompañarnos en el desarrollo de la misión utilizando distintos medios (grupo de vida, acompañamiento, comités locales, equipos apostólicos), y en la que finalmente evaluamos el trabajo realizado para ofrecérselo a nuestro Señor. Alfonso hizo especial incidencia en el tema de acompañar, ya que se plantea como el punto más débil y a la vez más necesario en el desarrollo de la misión. Teniendo como referencia la ponencia, nos fuimos a orar sobre una experiencia concreta en el trabajo con jóvenes que es nuestra misión como enlaces y colaboradores del EMJ.

En él último plenario compartimos la reflexión sobre las funciones de los enlaces y colaboradores; qué les pedimos como enlaces y colaboradores al EMJ y a las comunidades locales; y qué resonancias nos había producido la experiencia del MAGIS. Todas estas conclusiones y evaluaciones también serán compartidas en la Asamblea de Santiago por parte del EMJ a toda la comunidad… así que tenemos una cita en agosto del 2009

Queremos agradecer la disponibilidad, el esfuerzo y el testimonio de Seve, Abel, Ion y Alfonso, durante este fin de semana, así como el de todos los participantes en el Encuentro.
Un fuerte abrazo de vuestros “Amigos en el Señor”

EQUIPO DE MISIÓN JOVEN DE CVX-E

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *