¿DÓNDE ESTÁ SU FUERZA?

¿Dónde está la fuerza de la vida?
¿Dónde está la fuerza de la luz?
¿Dónde está el triunfo de la Pascua?
Estos son los que tienen ojos, y no ven.
No ven los gestos de perdón,
no ven los festos de heroísmo,
vo ven los abrazos de hermanos,
no ven los corazones ardiendo.
Estos son los que tienen boca, y no hablan.
No gritan que la noche ha florecido.
No anuncian que el sepulcro está vacío.
No pregonan lo ocurrido en el silencio.
No balbucean aleluyas festivos.
No dicen nada, porque no creen en la Vida.
Estos son los que tienen oídos, y no oyen.
No oyen el estallido de la tierra,
que se pasma sobrecogida,
al ver salir de sus entrañas, victorioso,
a quien estuvo muerto.
No oyen el canto de los ángeles
al que sale triunfador de la muerte.
No oyen los gritos de Pedro
en medio de las plazas
anunciando lo sucedido.
¿En quiénes actúa la fuerza de la Pascua?
En los que creen y hace la libertad,
en los que creen y trabajan por la justicia,
en los que creen y oran en silencio,
en los que creen y liberan a los pobres,
en los que creen y sufren persecución por la justicia,
en los que creen y son mensajeros de alegría,
en los que creen y se entregan sin hacer ruido,
en los que creen y esperan en medio de la tempestad,
en los que creen y abren cada día su puerta
a los que pasan,
en los que creen y ceden todo lo que poseen,
en los que creen contra toda evidencia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *