El SENTIDO de NUESTRO CAMINO

Te alabamos y te bendecimos,

Padre nuestro,

que en tu Hijo Jesucristo

has llamado a Pedro a seguirte,

le has revelado progresivamente

el misterio de su llamada,

el significado de su vida,

el término de su camino.

Padre, le has escogido porque le amabas:

le has guardado de los peligros,

has estado cercano a él en la prueba,

le has librado de las garras del adversario,

le has hecho pasar por el agua y por el fuego

y, después, le has concedido reposo y paz.

Te pedimos, Padre, en tu Hijo y por tu Hijo:

Tú que nos has llamado con amor eterno,

haz que conozcamos el misterio de nuestra vocación,

el sentido de nuestro camino,

el término de nuestra búsqueda.

Haz que nos sintamos amados realmente por Ti

y, por esto, nombrados, llamados, invitados.

Concédenos reconocer en Ti

el sentido y el significado

del camino de nuestra existencia,

de las vivencias alegres o tristes,

banales o excepcionales,

por las que caminamos.

Concédenos comprender

cómo cualquier vivencia nuestra

tiene la raíz, la fuente, la corriente,

en el corazón de Cristo,

en su contemplación, en su oración,

en su adoración en las montañas de Galilea.

María, madre de la contemplación,

guía nuestro camino

en el descubrimiento de la Palabra de Dios para nosotros.

Cardenal Carlo María Martini (Oración enviada por Martín)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *