ELLOS TAMBIÉN SUFREN

En un mundo globalizado todos estamos afectados por los fenómenos globales. También los niños. En el aspecto objetivo, dos factores influyen en el bienestar material de los niños: la existencia y la generosidad de los paquetes de beneficios sociales y la capacidad económica de sus padres para cubrir sus necesidades. Esta capacidad depende, a su vez, de su edad, nivel de formación, tipo, características y condiciones de trabajo.

Los últimos estudios sobre pobreza infantil en España (Cáritas, 2006, Caixa de Catalunya, 2008) señalan que el 23% de los niños españoles se encuentran por debajo del umbral de pobreza. Dentro de la población infantil, los niños en edad escolar presentan los niveles de riesgo más elevados. Los hogares que presentan mayores tasas de pobreza son aquellos donde ninguno de los progenitores trabaja, así como los monoparentales cuando la madre no trabaja. La pobreza también aumenta cuanto mayor es el número de niños en el hogar.
Por Lourdes Gaitán

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *