EMERGENCIA HUMANITARIA en el CONGO

Desde el pasado mes de agosto, más de 220.000 personas de las provincias congoleñas de Kivu-Norte y Kivu-Sur, fronterizas con Ruanda y Burundi, se encuentran en situación de emergencia tras haber tenido que huir de sus hogares sin agua, alimentos, medicinas y refugio. Los asesinatos, violaciones, saqueos y batallas han provocado la huida y minuto a minuto se agrava la crisis humanitaria de la población civil. En estos momentos, necesitan urgentemente toda nuestra ayuda.

El
Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) está trabajando en Goma (capital de Kivu-Norte), atendiendo a las familias desplazadas que huyen de los combates y se han instalado en las proximidades de la capital.

“Nos encontramos con niños y mujeres en los campamentos. Llegaron completamente exhaustos tras andar durante días. Llevaban una semana en el campamento y todavía no habían recibido ni comida ni un plástico para cubrirse, ni siquiera una galleta”, dijo un miembro del JRS.

“La gente de Goma está harta de tantos años de guerra e impunidad. Sólo quieren una vida normal, donde no tengan que estar permanentemente preparados para abandonar sus hogares con todas sus pertenencias. Apremiamos a la comunidad internacional a tomar medidas para detener esta guerra y garantizar su seguridad ahora. Cada minuto cuenta”, añadió otro trabajador del JRS.

Mientras la comunidad internacional toma medidas que posibiliten el alto el fuego y la reactivación del proceso de paz, desde ALBOAN solicitamos tu colaboración económica para apoyar durante los dos próximos años al JRS en su misión de atender a las personas afectadas: Educación primaria y secundaria en los campos, centros de formación y protección de jóvenes, infraestructuras sanitarias (letrinas), apoyo a mujeres que han sufrido violencia sexual…

Sigue leyendo en Alboan…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *