EN PRESENCIA de DIOS

Hoy necesito separarme de mi vida ordinaria,
cortar con todo lo que ocupa mi vida diaria…
Necesito: reposo… tranquilidad… soledad…
paz…
silencio exterior… a mi alrededor…
interior… En mi mente…
en mi corazón…
en mi cuerpo y
en mis sentidos…
en mi espíritu…
en todo mi ser…
quedarme vacío… limpio…
de tantos cosas que ocupen mi mente…,
mi corazón…,
mis sentidos…;
de tantos cosas que oscurecen mis ojos…,
mi espíritu…,
de tantos cosas que aplastan mi corazón…,
mi vida…
No para aislarme y olvidarme...
No para alejarme de la vida y de los otros…
Sino para descubrir… Y escuchar…
la vida…, la creación…
Los acontocimientos y las cosas…,
la profundidad de las personas…,
el eco del Espíritu de Dios…
Necesito quedarme vacío…
no para descubrir mi nada…,
no para hacer transparente mi plenitud,
para descubrir mi riqueza interior,
para encontrarme conmigo mismo
para encontrarme con Dios en mí…
Necesito quedarme vacío…
separme de tantas relaciones inmaduras,
de tantos enredos con los otros,
de tantos afectos desordenados,
de tantos miradas superciales,
de tantos personas que me aplastan…
no para prescindir o ignorar a los demás…
odiar o despreciar a nadie…,
olvidarme de los demás…
sino para descubrir y valorar la riqueza de los otros…,
para amar a todas las personas…,
para entregarme y servir a todos…
hoy quiero retirarme y quedarme vacío…
vivir en silencio y soledad…,
encontrarme conmigo mismo…
con Dios…
Y con los demás…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *