Grupo de trabajo de NACIONES UNIDAS en Ginebra

Este fin de semana (12-14 de diciembre) nos hemos reunido en Roma el grupo de trabajo de CVX en Naciones Unidas -Ginebra. Asistimos a la reunión Daniela Frank (ExCo), Guy Maginzy (Secretario Ejecutivo), Roswitta Cooper, Mikaela?, y Manolo Enciso. Deliberadamente no cito las nacionalidades porque en el grupo no somos delegados de nuestro país, somos miembros de un mismo grupo de trabajo para la Comunidad Mundial.

Grupo de trabajo con Leonardo y Augusto (CVX-Roma)

Tras la Asamblea de Fátima y antes de que se reuna el nuevo Comité Mundial (febrero de 2009), nos encontramos para hacer balance de las actividades y presentar al nuevo comité un plan de trabajo próximo. Fátima ha sido un gran momento para toda la comunidad y también un impulso a nuestro trabajo, citado explícitamente en el documento final: “la experiencia de los Grupos de Trabajo en la ONU y otras experiencias de redes de acción apostólica y de promoción de la solidaridad demuestran una mayor eficacia de la acción colectiva en la promoción de la justicia y la dignidad humana”.

El interés real y cercano de la comunidad mundial ha sido un impulso muy grande para nuestro trabajo, pero al mismo tiempo somos conscientes de que nuestra realidad es muy diferente al grupo de Nueva York, que sí cuentan con comunidades cerca de la sede de Naciones Unidas y por tanto con personas con disponibilidad para trabajar directa y continuadamente en las actividades de Naciones Unidas. Pero por otro lado, hemos visto crecer al rededor otras redes con esta dimensión pública mundial en las que estamos participando y que creemos que se presentan como grandes oportunidades para suplir en parte la carencia de neustra presencia continuada en la sede de Ginebra. Así, hemos asistido (Sylvia Schmitt) a la reunión convocada por la Compañía de Jesús en Madrid en noviembre bajo el título de “Ignatian Advocacy Network” (www.ignatianadvocacy.org), formamos parte de la mesa que coordina el Forum of Catholic NGOs (Guy y Mikaela), asistiremos en Brasil al Foro Social Mundial (Roswitta), etc. Esta presencia nos ha hecho darnos cuenta de que nuestras actividades están girando desde la presencia inicial en la ONU, donde las circunstancias no nos han sido favorables, a un trabajo de colaboración con otras redes en las que confiamos que podamos dar fruto igualmente.

Alberto Brito sj (ViceAsistente Mundial) en la misa. Parte de nuestro trabajo detrás de él

La reunión ha servido para plantear el trabajo realizado hasta ahora y buscar para el futuro nuevas orientaciones que ayuden a CVX a crecer como cuerpo apostólico mundial. Cuando yo era chico en CVX, esto de la dimensión mundial de CVX me parecía algo escrito en los papeles, pero que se me antojaba difícil e incluso innecesario para mi vocación. En 2008 he tenido bastantes experiencias más allá de los Pirineos, ha sido un año intenso (también para mi familia) pero me gustaría poder contaros que eso que dicen los papeles es cierto, que CVX es algo grande, y que no es nuestro, es obra del Señor que quiere que hagamos algo con ello. ¿Por donde empezamos? Aún no lo sabemos, pero aquí estamos, dispuestos y enviados por todos vosotros, porque creemos que ciertamente es la hora de actuar como CVX, recogiendo el reto de Adolfo Nicolás sj en Fátima (“llamados a ser comunidad profética”). Confiamos en vosotros para ir descubriendo juntos el camino.

Fin de la jornada, celebrando el cumpleaños de Marilyn, la mujer de Guy y su familia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *