LLEGASTE TÚ

Llegaste despacito,
como se acerca el sol a mi ventana;
como la primavera,
que cuando más se espera… más se retrasa.
Llegaste de puntillas,
como una bailarina en plena danza…
Y haciendo los honores,
llegaste entre dolores y esperanzas.
Llegaste porque aquí se abrió una puerta,
llegaste y sin apenas darnos cuenta,
nos pusimos a soñar.
Tú, llegaste tú.
Tú y nuestra casa se llenó de sueños.
Tú, llegaste tú,
para quedarte siempre en nuestro corazón.
Llegaste en la batalla
(el humo y la metralla te hicieron llorar),
y mientras te acunaba,
sentía que abrazaba así a la Humanidad.
Llegaste con motivos,
llegaste a dar sentido, llegaste a buscar,
igual – seguramente –
que el resto de la gente, la Felicidad.
Llegaste porque aquí se te esperaba;
llegaste y sin apenas decir nada,
juntos fuimos mucho más.
Llegaste porque aquí se abrió una puerta,
llegaste y sin apenas darnos cuenta,
nos pusimos a soñar.
Tú, llegaste tú…
Luis Guitarra

1 Comentario

  1. Unknown

    Hace cuatro días que ha llegado on nosotros Diego, un pequeñín que ha dado a luz Silvia.

    Gracias, Silvia, por recordarnos hoy esta canción de Luis, que nos ayuda a mirarle con más cariño aún.

    Toño y Silvia (Caná de Madrid)

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *