REBELDES

A veces nos encontramos
como el ciego del camino.
Tenemos los ojos cerrados a la luz.
Buscamos, deseamos y necesitamos
algo más para atravesar las calles de la vida.

Pero nos ciegan cosas;
es la vida con sus luces de colores;
es el dinero. es la moda y la propaganda…
Estamos comenzando a vivir
y todos quieren nuestras vidas.

Dios de la luz y de la libertad:
A Ti que eres el Dios único,
venimos a pedirte rebeldía.
Llega a nosotros la propaganda,
el mundo de lo fácil, de lo cómodo y del placer…
y nos dejamos apresar como moscas en la miel.

Queremos abrir los ojos y ver
la verdad de las cosas y de nosotros mismos.

Danos rebeldía para no vendernos
ante nada ni ante nadie;
para amar la verdad por encima de todo;
para desenmascarar la farsa del mundo;
para matar a todos los dioses.

Ven a nuestras vidas a romper nuestras ataduras;
a sacarnos de la mentira; a abrirnos los ojos;
a levantarnos del suelo; a librarnos de los dioses.

Porque sólo Tú eres la verdad,
y sin Ti renacen los dioses.
Porque sólo Tú eres luz y libertad,
y sin Ti no podemos caminar.
Porque sólo Tú pones las cosas en su sitio
y nos enseñas a usarlas sin adorarlas.
Sólo Tú nos haces libres.

Haznos creyentes en Ti, simplemente creyentes,
para que seamos rebeldes, libres y solidarios,
en todas las encrucijadas de la vida.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *