Taller de interioridad: una experiencia que ensancha el corazón

Mi marido y yo nos apuntamos a un taller de interioridad en el puente de la Constitución, sin saber muy bien que “xxxx” era eso. Llegamos a Azpeitia y nos encontramos con otras veintidós personas encantadoras, de distinta procedencia y situación, que tampoco sabían muy bien a qué venían, pero totalmente confiadas y dispuestas a dejarse guiar por los tres facilitadores (Paloma, Iñigo y Manu).

En estos días hemos escuchado a nuestro cuerpo que nos ha enseñado a localizar las emociones, a ponerles color y textura, hemos ahondado en nuestros valores, en nuestro Ikigai, hemos escaneado nuestras sensaciones y sopesado a qué nos invitan, hemos dado gracias a la vida, hemos recordado nuestras experiencias de plenitud desde la fuente de Vida, hemos hecho nuestra linea de vida, hemos…..(tampoco voy a contar todo. Quien quiera saber más que se apunte al siguiente taller 😉), pero sobretodo hemos creado comunidad desde el respeto y la escucha. Comunidad de personas en busqueda de un crecimiento interior para poder seguir caminando plenas y felices.

Ha sido una experiencia de esas que ensanchan el corazón, aumentan la esperanza en el ser humano y afianzan la confianza en la vida. Muchas gracias a Manu, Iñigo y Paloma y a todos los participantes, ha sido un verdadero privilegio conoceros y compartir con todos vosotros.  

Isabel Martínez

CVX en Pamplona

2 Comentarios

  1. Ana Mari Fullaondo

    Solo puedo decir que has expresado mi vivencia a la perfección.
    Y daros gracias a los facilitadores por supuesto y al grupo en su conjunto.
    Gracias

    Responder
  2. marta rosario Sánchez García

    Gracias

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *