TRANSFORMARSE

Convirtámonos en ramas verdaderas y fructíferas de la viña de Jesús, recibiéndole en nuestra vida como Él quiera mostrarse:
como la Verdad para ser dicha
como la Vida para ser vivida
como la Luz para ser iluminada
como el Amor para ser amado
como el Camino para ser andado
como la Alegría para ser dada
como la Paz para ser extendida
como el sacrificio para ser ofrecido
en nuestras familias y en nuestro barrio.
Madre Teresa de Calcuta

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *