CARTA de CHENCHO ante los EE en VILLAGARCÍA

Querid@s amig@s:
Exactamente a un mes vista y un día nos encontraremos en Villagarcía de Campos (Valladolid), para continuar unos la experiencia de mes, y otros para empezarla. ¡Qué los ánimos empiecen a estar a punto y no menos la liberalidad! Al final de esta carta os sugeriré unas recomendaciones.
Pero antes unas cuantas cosas prácticas:
– 1ª. A lo largo de esta semana me tenéis que confirmar los que no lo habéis hecho, que son casi todos de los antiguos, si venís o no a los EE. Yo comienzo mis ejercicios en próximo lunes y quisiera dejar estas cosas arregladas y hacerlos con menos cosas no hechas.
– 2ª. Agradecería que los que vais a llegar en coche a Villagarcía me lo comunicarais; casi con toda seguridad habéis de pasar por Valladolid y los que vienen en tren o autobús necesitan ser llevados a Villagarcía.
– 3ª. Para ello es necesario que los que han de ser llevados a Villagarcía me digáis el medio de transporte: autobús, tren o incluso avión y hora de llegada
– 4ª. Alguno de los que van de Valladolid ya se han ofrecido. De Valladolid a Villagarcía hay 50 kilometros.
– 5ª. Para llegar a Villagarcía hay unos mapas estupendos y a lo mejor hasta tienes GPS, de cualquier manera en Valladolid hay que coger la carretera de va a León hasta Medina de Rioseco y aquí coger la que va a Toro y a 15 kilometros está Villagarcía. El edificio es tan inmenso que no hace falta preguntar.
– 6ª. La fecha de comienzo es el 2 de Agosto, con que estés allí a las 8 de la tarde es suficiente. Los de primera semana y última terminan el 10 por la noche, los de 2ª semana dos días más: el 12.
– 7ª. La pensión son 30 euros por día.

Recomendaciones:
– Aunque no resulte fácil, sería muy bueno que este mes de Julio fueras un poco más constante en tener algunos ratos de oración, para que los ejercicios no nos encuentren demasiados oxidados.
– Si puedes descansar unos días antes mucho mejor, si no Dios proveerá.
– Un repasito a las anotaciones no vendría mal, incluso para los “veteranos”
– Una lectura de la autobiografía de San Ignacio para los de primera semana será útil para ir poniéndose en sintonía, incluso puede ser lectura recomendable durante los ejercicios.
– Para el resto de las semanas el libro de Martín descalzo Jesús de Nazaret.
– Y las recomendaciones que pueda darte tu acompañante.
Y esto es todo, lo importante como dice San Ignacio en la anotación quinta es empezar los ejercicios “con grande ánimo y liberalidad”. Pidamos unos por otros durante este tiempo previo y confiemos en la gracia de Dios, El que nos ha dado el deseo nos dará la gracia para realizarlo.

Me tenéis a vuestra disposición. Vuestro en el Señor
Inocencio Martín sj

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.