Mujeres de heridas luminosas (Jn. 20, 1.11.14-16)

El primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Estaba María fuera, junto al sepulcro, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro, se vuelve y ve a Jesús, de pie, pero...