Discurso de TZVETAN TODOROV, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2008

El pasado viernes, el filósofo y lingüista búlgaro Tzvetan Todorov, recibió en la ciudad de Oviedo el Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales. En su discurso ofrece un interesante punto de vista para entender la realidad de los movimientos migratorios por lo que hemos considerado importante divulgarlo desde nuestra plataforma.

Antes de la época contemporánea, el mundo jamás había sido escenario de una circulación tan intensa de los pueblos que lo habitan, ni de tantos encuentros entre ciudadanos de países diferentes. Las razones de tales movimientos de pueblos e individuos son múltiples. La celeridad de las comunicaciones incrementa el prestigio de los artistas y de los sabios, de los deportistas y de los militantes por la paz y la justicia, poniéndolos al alcance de los hombres de todos los continentes. La actual rapidez y facilidad de los viajes invita hoy a los habitantes de los países ricos a practicar un turismo de masas. La globalización de la economía, por su parte, obliga a sus elites a estar presentes en todos los rincones del planeta y a los obreros a desplazarse allá donde puedan encontrar trabajo. La población de los países pobres intenta por todos los medios acceder a lo que considera el paraíso de los países industrializados, en busca de unas condiciones de vida dignas. Otros huyen de la violencia que asola sus países: guerras, dictaduras, persecuciones, actos terroristas. A todas esas razones que motivan los desplazamientos de las poblaciones se han sumado, desde hace algunos años, los efectos del calentamiento climático, de las sequías y de los ciclones que este conlleva. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, por cada centímetro de elevación del nivel de los océanos, habrá un millón de desplazados en el mundo. El siglo XXI se presenta como aquel en el que numerosos hombres y mujeres deberán abandonar su país de origen y adoptar, provisional o permanentemente, el estatus de extranjero.

Sigue leyendo en el Centro Ellacuría… (Enviado por Adelaida Lacasta cvx)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.