En 2008 murieron unos 2.900 inmigrantes irregulares en su intento por llegar a España

La Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía (Apdh-a) estimó hoy que un total de 2.900 inmigrantes perdieron la vida durante el pasado año 2008 en su intento por llegar a España de forma clandestina, siendo más del 75 por ciento de origen subsahariano.

En rueda de prensa, la responsable de Relaciones Internacionales de la Apdh-a, Brigitte Espuche, indicó que, frente a las cifras oficiales aportadas por el Gobierno de España, la entidad ha llegado a la conclusión, a partir de los datos aportados por diferentes ONG, que el pasado año 2008 murieron 581 personas intentando llegar a las costas españolas, 342 en el Mediterráneo y 239 en el Atlántico. No obstante, precisó, a esta cifra hay que sumar el número de personas fallecidas durante la travesía en el desierto, que se cobra “tres veces más vidas que el océano”, con lo que la cifra asciende a 2.900 fenecidos. Por tanto, advirtió que “no hay menos muertos que el pasado año, como proclama el Gobierno español, sino que la cifra es constante”.

Sigue leyendo…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *