Encuentro Europeo Migraciones (Lille – Francia)


Este pasado fin de semana tuvo lugar en Lille (Francia) el IV encuentro europeo de CVX sobre migraciones forzadas. Asistieron al encuentro 26 personas, miembros de la CVX Europa y del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR). Este encuentro tenía varias diferencias con respecto a convocatorias anteriores, pues se trataba de un encuentro abierto, donde no había limitaciones de número de asistentes de cada país. El objetivo ha sido reunir a personas de nuestra comunidad que estén trabajando en el fenómeno migratorio y así poder compartir experiencas y darnos orientaciones para trabajar. Al mismo tiempo se invitó explícitamente al SJR para conocernos mejor establecer con ellos métodos de colaboración en el campo de las migraciones.

Estuvieron representados el SJR de Bélgica y Francia y las CVX de Francia, Italia, Luxemburgo, Austria, Lituania y España. Personalmente eché de menos a las comunidades de Portugal y Malta que están activas en este campo y nos hubieran enriquecido mucho con sus experiencias. Quizá debamos en España iniciar un acercamiento a estos paises que por otro lado tienen una realidad migratoria muy parecida a la española y a la italiana.
Por parte de nuestra comunidad en España asistió el equipo CVX migraciones al completo. Un emotivo reencuentro con Adelaida y Pedro, anteriores compañeros de batalla en CVX Migraciones España y conocí por fin a la nueva incorcoración, Haydée. Mi presencia era parte del trabajo que desarrollamos en el grupo de Naciones Unidas en Ginebra y me he traido muchas ideas para nuestra próxima reunión en diciembre en Roma (este año estoy haciendo unas cuantas millas).
En el encuentro tuvimos ocasión de compartir nuestras acciones de cada día en los diferentes países. Noté una gran intensidad en aquellas relacionadas con los Centros de Internamiento, la parte más dura del entorno de las migraciones y donde más violaciones de derechos humanos se denuncian. Me sorprendió especialmente la oportunidad que algunos gobiernos europeos ofrecen a ciertas asociaciones (CIMADE en Francia y SJR en Bélgica) para estar acompañando a los inmigrantes en estos centros. En España esto es por ahora sólo un sueño de las asociaciones, y demuestra claramente el gran agujero de la política migratoria en nuestro país. Yo recordé algunos episodios habidos en el Centro de Internamiento de Málaga (uno de los peor valorados por las asociaciones de DDHH en Europa) y qué estos no hubieran sucedido si las asociaciones pudieran tener la posibilidad de estar en estos centros.

Llegué alli con la clara sensación de que íba al encuentro con viejos amigos de batallas y con los que comparto además de mi fe, una preocupación y “enganche” por las migraciones. Me imaginaba en el avión de ida a todos ellos viajando también en aquel momento desde otros puntos de europa rumbo a Lille desafiando al frío (sí, hemos pasado algo de frío). Y hacía entonces en paralelismo con aquellos primeros discípulos de Jesús a los que Él envía a predicar por los caminos la buena noticia a los más pobres. Nosotros no somos ellos, que duda cabe, pero tenemos email y una gran comunidad detrás de cada uno de nosotros. Aprovechémoslo!!!

Aquí hay más fotos sobre el encuentro (incluidas las más festivas tomando un típico vino caliente del centro de Europa)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.