MIGRANTES y REFUGIADOS

El P. Luis Magriñá terminó recientemente su etapa como director internacional del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR). Le hemos entrevistado para entender por qué los migrantes y refugiados son una prioridad de la Compañía. “La primera intuición fue de Arrupe,” dice el P. Magriñá, “cuando en 1979 presenció el drama de los Boat People vietnamitas.” El entonces Padre General será quien lance a la Compañía a trabajar con refugiados consciente de las dimensiones globales y crecientes del problema. Hoy se habla de migrantes, pues el fenómeno es mucho más complejo y amplio, dadas las múltiples razones que hoy llevan a millones de personas a desplazarse en busca de condiciones de vida dignas. “La Compañía es consciente de la necesidad vital que este colectivo tiene de acogida, acompañamiento, formación, asesoramiento, y de la idoneidad de nuestra estructura para responder a este tipo de necesidades”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.