SIN NOMBRE, SIN ROSTRO, SIN FUTURO…

Sin nombre, sin rostro, sin futuro… sólo un inmigrante más en el Centro de Internamiento Temporal de Ceuta. Esta noticia de El País realmente invita a una reflexión. En la profesión periodística el primer párrafo debe recoger 5 preguntas: Quién, qué, cuándo, dónde y por qué. Sin embargo, en esta información seguro que el periodista no pudo responder al “Quién”. Triste. Como dice Adelaida: “sin nombre, sin rostro, sin futuro…”

Una persona resultó muerta este mediodía en Ceuta al ser atropellada por las ruedas traseras del autocar en cuyos bajos se había escondido, es de nacionalidad hindú, tiene 28 años y residía en el Centro Temporal de Estancia de Inmigrantes (CETI) de la ciudad, según explicaron fuentes de la Delegación del Gobierno tras practicársele la correspondiente autopsia al cadáver. El individuo falleció al ser aplastada su cabeza por las ruedas posteriores de un autobús cuyo destino final era Jaén y que, procedente de Marruecos, paró varias horas en las inmediaciones del puerto de Ceuta para que sus ocupantes comiesen en la ciudad autónoma antes de cruzar el Estrecho.
Según las investigaciones policiales y la declaración del conductor del vehículo el indocumentado podría haber aprovechado ese lapsus de tiempo para colarse en los bajos del autobús e intentar llegar así hasta la Península burlando la vigilancia de Guardia Civil y Policía Nacional en el puerto.
En un primer momento, la Policía sospechó en un primer momento por el lugar donde apareció su cuerpo, en la carretera que une el centro de la ciudad con la frontera del Tarajal, que el cadáver podría corresponder a un marroquí que se hubiese refugiado bajo el coche en el país vecino, antes incluso de que el autocar atravesase el paso fronterizo.

Enviado por Adelaida

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.