Píldoras para la reconciliación

Las píldoras para la reconciliación pretenden ser pequeñas dosis de claves que nos pueden ayudar en la vida ordinaria para ser personas que vivimos reconciliadas con nosotras mismas, con los demás, con Dios-Fuente de Vida y con la Creación.
Nacen de la experiencia vivida por la Comunidad de Aprendizaje para el Diálogo Cívico guiados por el discernimiento comunitario.

Las píldoras son pequeñas ideas, reflexiones, retos. Son puntos que nos ayudan a anclarnos y vivir vinculados a Dios y a nuestra Fuente de Vida, a nuestro yo más auténtico y a nuestra vocación. Están basadas en la dinámica de los Ejercicios Espirituales y al igual que en éstos hay un recorrido desde el Principio y Fundamento, a través de las cuatro semanas, hasta llegar a la Contemplación para Alcanzar Amor, estas píldoras realizan el mismo proceso a través de seis anclajes.

El término «anclaje» es una metáfora que hace referencia a algo sólido, fijo. Y nada más sólido que el suelo. Nos anclamos a él porque produce consolación en la persona (vivir consolado es vivir con un suelo que nos permite caminar con seguridad por la vida). Así pues, los anclajes son seguridades o luces que nos permiten recorrer el camino con una cierta seguridad. Hablamos de la seguridad de Dios, que comporta también un riesgo. Y son una orientación en el discernimiento que nos permite elegir en el día a día la voluntad de Dios.

Os animamos a orar, reflexionar y tratar de incorporar a nuestras vidas estas pequeñas dosis que pueden convertirnos en agentes y semillas de reconciliación allí donde estemos, en luz y sal del mundo.

Se publicarán cada lunes de los tiempos ordinarios del calendario litúrgico.
¡Atrevámonos a caminar y procurar alcanzar estos retos!

“Mansedumbre subversiva”

“Mansedumbre subversiva”

Es tan difícil acertar con el botón adecuado… No queremos resignarnos a aceptar la injusticia (y no debemos) pero a la vez, no queremos seguir nuestro instinto primario de responder desde la rabia o el enfado. Jesús nos trajo un buen ejemplo de ello cuando estaba...

“Nuestro instrumento para reconciliar es el discernimiento”.

“Nuestro instrumento para reconciliar es el discernimiento”.

San Ignacio propone una herramienta, el discernimiento, útil para la tarea de reconciliar, para transformar conflictos. “Discernimiento” en el lenguaje común es la habilidad de juzgar sabiamente y ser capaz de escoger cuidadosamente entre muchas opciones aquella que...

“Entrar en mis sombras desde la mirada misericordiosa de Dios”

“Entrar en mis sombras desde la mirada misericordiosa de Dios”

Cuando nos sentimos agredidos o injustamente tratados por otras personas se generan en nosotros sentimientos de amargura y resentimiento que no nos dejan vivir en paz. Sólo podremos sanar nuestra vida si somos capaces de reconocer que también nosotros hacemos sufrir a...