Píldoras para la reconciliación

Las píldoras para la reconciliación pretenden ser pequeñas dosis de claves que nos pueden ayudar en la vida ordinaria para ser personas que vivimos reconciliadas con nosotras mismas, con los demás, con Dios-Fuente de Vida y con la Creación.
Nacen de la experiencia vivida por la Comunidad de Aprendizaje para el Diálogo Cívico guiados por el discernimiento comunitario.

Las píldoras son pequeñas ideas, reflexiones, retos. Son puntos que nos ayudan a anclarnos y vivir vinculados a Dios y a nuestra Fuente de Vida, a nuestro yo más auténtico y a nuestra vocación. Están basadas en la dinámica de los Ejercicios Espirituales y al igual que en éstos hay un recorrido desde el Principio y Fundamento, a través de las cuatro semanas, hasta llegar a la Contemplación para Alcanzar Amor, estas píldoras realizan el mismo proceso a través de seis anclajes.

El término «anclaje» es una metáfora que hace referencia a algo sólido, fijo. Y nada más sólido que el suelo. Nos anclamos a él porque produce consolación en la persona (vivir consolado es vivir con un suelo que nos permite caminar con seguridad por la vida). Así pues, los anclajes son seguridades o luces que nos permiten recorrer el camino con una cierta seguridad. Hablamos de la seguridad de Dios, que comporta también un riesgo. Y son una orientación en el discernimiento que nos permite elegir en el día a día la voluntad de Dios.

Os animamos a orar, reflexionar y tratar de incorporar a nuestras vidas estas pequeñas dosis que pueden convertirnos en agentes y semillas de reconciliación allí donde estemos, en luz y sal del mundo.

Se publicarán cada lunes de los tiempos ordinarios del calendario litúrgico.
¡Atrevámonos a caminar y procurar alcanzar estos retos!

“No se trata de resolver conflictos, sino de transformarlos”

“No se trata de resolver conflictos, sino de transformarlos”

Vivimos en sociedad con personas con las que podemos entrar en conflicto. La mayor parte de los conflictos los podemos resolver con una actitud de escucha y empatía. Escuchar al otro y ponernos en su lugar ayuda a comprender mejor las razones que le mueven y a...

“La silla vacía”

“La silla vacía”

En ocasiones, a lo largo de la vida, nos sentimos injustamente tratados, sumidos en un conflicto o situación que no merecemos y nos surgen las ganas de patalear y gritar. Es normal, y en estos momentos buscamos aliados, familiares y amigos que nos escuchen y apoyen,...

“La inteligencia como construcción colectiva”

“La inteligencia como construcción colectiva”

LA INTELIGENCIA NO ESTÁ ENTRE LAS OREJAS, SINO ENTRE LAS NARICES. Los seres humanos somos limitados.  De hecho, en el momento del nacimiento, somos los más desprotegidos de todos los seres vivos.  Siempre necesitamos de los demás, y no sólo para atender a...

RETOMAMOS. Vuelven las píldoras para la reconciliación

RETOMAMOS. Vuelven las píldoras para la reconciliación

📢Hoy compartimos una buena noticia. Vuelven las píldoras para la reconciliación que a modo de publicación semanal, iremos compartiendo. Las píldoras para la reconciliación pretenden ser pequeñas dosis de claves que nos pueden ayudar en la vida ordinaria para ser...

“Seguir a Jesús trae consecuencias”

“Seguir a Jesús trae consecuencias”

¿Por qué y por quién estoy dispuesto a dar mi vida? Debemos aceptar que ser un seguidor de Jesús traerá complicaciones a nuestra vida. Jesús tenía muy claro que apostar por el reino le llevaría a enfrentarse con los poderosos de este mundo para defender los derechos...

“¿Me esfuerzo en crear relaciones justas a mi alrededor?”

“¿Me esfuerzo en crear relaciones justas a mi alrededor?”

Una de nuestras mayores aspiraciones en la vida consiste en vivir pacificados por dentro, superando los conflictos que surgen en ella. Pero superar los conflictos sólo será posible si nos esforzamos en crear relaciones justas a nuestro alrededor. Si no hay justicia a...

“Reconciliación es restablecer relaciones justas”

“Reconciliación es restablecer relaciones justas”

¿Estamos dispuestos a trabajar por la justicia que se merece la persona que está en “el otro bando”? La palabra reconciliar viene del latín reconciliare, que se forma con el prefijo re- y el verbo conciliare, vinculado al sustantivo concilium (asamblea, reunión,...