Encuentro de la Red de Fraternidad CVX España

La Red de Fraternidad es una iniciativa del Equipo de Migraciones de CVX España, como grupo de trabajo para la reflexión e impulso de las iniciativas de acogida a personas migrantes en nuestra Comunidad. El grupo inició su camino intentando plasmar en un folleto explicativo las diferentes modalidades de acogida que se están desarrollando en distintos lugares de España, para fortalecer el conocimiento y el discernimiento de aquellas comunidades que participan o quieren participar en esta línea de compromiso apostólico.

Fruto de ese primer trabajo, el grupo se planteó como segundo paso desarrollar un proceso de construcción colaborativa de aprendizajes de todas estas experiencias. El objetivo era que todo ese conocimiento pudiese ser puesto al servicio de aquellas comunidades que se plantean experiencias de acogida y de aquellas, que ya involucradas, pudieran encontrar pistas para seguir mejorando en su servicio. Para ello se lanzó una encuesta que intentaba recoger fortalezas, dificultades, retos no resueltos…  y se elaboró un documento síntesis. Quisimos que este documento fuese sometido a la reflexión y el debate en un encuentro presencial.

Para ello y con el lema “Fui inmigrante y me acogisteis, acogí y me acompañasteis”, el 28 de mayo nos reunimos en Casa San Ignacio de Madrid, personas de diferentes comunidades de  España (Arrupe-Elkartea, Zaragoza, Burgos, Sevilla, CPA-Madrid, Galilea-Madrid, Caná-Madrid, Salamanca). Tuvimos una primera sesión formativa con José Luis Pinilla sj, que enmarcó el tema de la acogida desde nuestra espiritualidad ignaciana. Posteriormente, trabajando en grupos el documento de síntesis, se hicieron aportaciones a cada una de las fases de la acogida, que serán nuevas incorporaciones a un documento final. Se aborda como eje transversal en las tres partes del documento cuál es el papel de la comunidad en los diferentes tiempos, aplicando el DEAE, como núcleo que sostiene el discernimiento, el envío, el acompañamiento y la evaluación.

Lo más bonito del Encuentro fue poder celebrarlo presencialmente, con la oración de comienzo en un mismo espíritu o en el momento de la comida en torno a una mesa compartida –que fue fruto de las habilidades de cocina de una vecina del barrio de La Ventilla-, y confirmar la llamada a construir fraternidad desde los espacios de la vida cotidiana con nuestros hermanos y nuestras hermanas migrantes. Experimentamos que vivirlo comunitariamente enriquece y fortalece nuestras iniciativas locales, porque sabemos que no estamos solos y que el Señor también está presente en nuestra debilidad. Seguimos a la escucha y con el corazón abierto a la novedad que cada día nos presenta.

Inma Mercado 

CVX en Sevilla y Red de Fraternidad

0 comentarios