CANDIDATOS al NUEVO COMITÉ (III)

De acuerdo con el artículo 12 de nuestros estatutos: “el comité ejecutivo de la CVX-E actúa y vive como una comunidad de discernimiento y servicio”; además, es el responsable del gobierno ordinario de nuestra CVX en España. Para esta importante tarea, se precisan personas maduras, con cualidades de liderazgo, que puedan gobernar una asociación estatal como CVX-E. Por lo tanto, es deseable que los candidatos reúnan las siguientes cualidades:
  • sentido de pertenencia y vinculación con el cuerpo apostólico universal de la CVX: persona con Compromiso Permanente (o en proceso para hacerlo) que tenga, por tanto, discernida que CVX es su vocación personal, es el modo de vivir su ser Iglesia;
  • tener la experiencia completa de los Ejercicios (Norma General 4) o estar terminándola; en definitiva, una comprensión y experiencia de los EE como un proceso para toda la vida;
  • ser miembro de un grupo de vida estable en el que puede practicar el DEAE y vivir el estilo de vida CVX, que es esencialmente apostólico, tal y como se expresa en Nuestro Carisma CVX.
  • disponibilidad (voluntad y tiempo de calidad) para dar prioridad a las responsabilidades de un miembro activo y trabajador del comité de CVX-E y contar con el apoyo y acompañamiento de su propia familia, el grupo de vida y la comunidad local;
  • una sólida formación CVX:
    • comprensión de los procesos de grupo y de los procesos de crecimiento personal,
    • experiencia de liderazgo en la comunidad regional o local o en los campos eclesiales, profesionales o cívicos;
  • actitudes o habilidades: el comité de CVX-E no necesita “superhombres” ni “supermujeres” sino personas que puedan poner al servicio de toda la CVX algunos de estos dones o talentos que el Señor les ha regalado:
    • confianza en Dios: “la primera es que sea muy unido con Dios nuestro Señor y familiar en la oración y todas sus operaciones” (Constituciones 732).
    • saber hacer crecer desde la humildad y la suavidad, capacidad para motivar y animar;
    • capacidad y voluntad para el diálogo y la escucha, experiencia de saber trabajar en equipo;
    • capaz de pedir ayuda, sabiendo delegar y remitir;
    • creatividad, paciencia y constancia.
  • una conciencia clara de sus talentos y sus limitaciones como ser humano.

Continuará…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.