APARECE MUERTA CHANTAL SÉBIRE, la MUJER FRANCESA a la que NEGARON la EUTANASIA ACTIVA

Chantal Sébire no quería seguir viviendo. Esta tarde aparecía muerta en su domicilio de Dijon (centro de Francia), según ha informado el ministerio del Interior francés.
Hace dos días, el Tribunal de Gran Instancia de Dijon denegó su petición para que le fuera aplicada la eutanasia activa, ya que sufría un cáncer incurable en la cavidad nasal que se iba extendiendo hacia el cerebro y le producía serios daños, como una ceguera progresiva, así como intensos dolores.
El tipo de dolencia de Sébire sólo es padecida por unas 200 personas en el mundo y tiene como efecto la deformación anómala de su cara, así como un sufrimiento permanente que dosis de morfina no conseguían limitar plenamente.
Por el momento se ignoran las circunstancias en que se ha producido la muerte de la mujer, una maestra de escuela con tres hijos que apeló a la “humanidad” de la Justicia en su deseo de morir con dignidad.
Sébire solicitó por carta al presidente de la República, Nicolas Sarkozy, la legalización de la eutanasia el pasado 6 de marzo. La paciente aseguró hace unos días que no recurrirá la sentencia y manifestó su deseo de acudir a Suiza, donde la eutanasia es legal. La ley Leonetti, redactada en 2005, autoriza a los enfermos a rechazar un tratamiento, lo que permitiría inducir a la Sébire a un coma y dejar de alimentarla hasta su muerte. Sébire rechazaba esta opción por considerarla una “agonía indigna”.

Sigue leyendo en El Mundo, El País, El Periódico

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.