CAMINAR JUNTOS PARA CRECER COMO IGLESIA

El pasado 23 de abril, los grupos sinodales promovidos por el Foro de Laicos, tuvimos nuestra tercera y última sesión de esta etapa diocesana. Participamos 72 personas de 28 asociaciones y movimientos diferentes.

Usando la imagen del camino y teniendo como hilo conductor un pasaje de Resurrección de Jesús, la sesión estuvo dedicada a continuar las reflexiones del proceso sinodal, poniendo en práctica la escucha y el aprendizaje desde el respeto y usando dinámicas interactivas y muy participativas.

En un primer momento, se trataba de conocer el trabajo realizado hasta ahora por los grupos sinodales, dejándose interpelar a través de la rica puesta en común mediante paneles colocados en las paredes de la sala.

En la segunda parte de la mañana, pudimos disfrutar de 3 testimonios: Paloma González-Blanch, miembro de la Comisión diocesana de Madrid para una vida libre de violencia contra las mujeres, nos hizo partícipes del sufrimiento que se vive en estas situaciones y de nuestra responsabilidad con el lema “La comunidad salva”. Pedro Mogollón, persona no creyente, habló de su trabajo de años en instituciones sociales de Iglesia y del compromiso con aquellos más desafortunados.

Luisma González, teólogo y colaborador de Chrismon (comunidad LGTBI), explicó su labor de acompañamiento en su parroquia y de fidelidad a la Iglesia, compartiendo una “mirada” distinta, a veces desde el dolor de la no comprensión. En su testimonio manifestó su profundo agradecimiento a CVX por tantos años de acompañamiento y por su valentía al manifestar, públicamente, «la presencia de personas LGTB+ en la Iglesia y en la propia comunidad» que, «al igual que el resto de integrantes del pueblo de Dios, quieren vivir con plenitud su fe, en amor y servicio, pero que muchas veces encuentran dificultades añadidas para hacerlo e incluso rechazo, lo que genera gran sufrimiento personal y familiar». Para los miembros de CVX que estábamos allí presentes, fue un momento del Espíritu, en el que toda la Comunidad nacional se hizo presente, y renovó fuerzas para seguir siendo testigos de esta realidad y puente con otros movimientos y asociaciones de Iglesia que se quieran ir abriendo a esta realidad y a VIVIR LA UNIDAD EN LA DIVERSIDAD.

28 personas de CVX hemos participado en estos grupos sinodales, y sin duda, para muchos de nosotros, ha supuesto una experiencia profunda de Iglesia, que nos anima a continuar propiciando espacios y transitando por caminos que nos encuentren con otras espiritualidades y sensibilidades, y juntos, crecer como Iglesia.

Como Foro de Laicos también hemos vivido esta experiencia como un regalo y nuestra intención es no abandonar esta dinámica de encuentro y escucha entre todos los movimientos del laicado asociado, y concretar propuestas concretas que nos permitan seguir profundizando en la sinodalidad.

La sesión culminó con un momento intenso y profundo de oración. “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación”, que resonó como una fuerte invitación de envío para seguir el camino juntos.

Jana Alonso

CVX Caná en Madrid

 y Vocal Comisión Permanente del Foro de laicos representando a CVX en España

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.