COMPARTIENDO LA REUNIÓN AMPLIADA

Comienza el día, en manos del Señor, con sencillez y la necesidad de que todo sea “para su servicio y alabanza”. Una oración sosegada y el alimento compartido en la mesa del comedor. Cuánto disfrutamos los españoles de una conversación alrededor de una buena comida. Esta mañana, al desayuno, dos mesas de CVX, una de jesuitas hablando de la Congregación General y otra de laicos compartiendo sobre la Jornada de Familia y otros asuntos.
Los coordinadores llegarán esta misma mañana para comenzar la reunión por la tarde. Estamos en camino, de la mano del Señor, atentos al Espíritu y abrazados en la oración.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.