Comunicación del consejo CVX-E en Pentecostés 2020

Este domingo 31 de mayo 2020 celebraremos la Solemnidad de Pentecostés y recordaremos la venida del Espíritu Santo a los Apóstoles y a María, reunida con ellos. 
Después de 50 días de incertidumbre, los apóstoles experimentan un cambio importante en sus vidas: sus preocupaciones se desvanecen, ya no tienen miedo y salen a anunciar a todas las gentes a Jesús el Resucitado.
¿Cómo ocurrió la transformación? El Espíritu no les facilitó la vida, ni les eliminó problemas, el espíritu trajo a la vida de los discípulos una armonía que les faltaba. Los apóstoles pasaron de “saber que Jesús había resucitado” a vivir como resucitados. La paz entró en sus corazones y las tribulaciones, las persecuciones se vivieron de otra forma: el Espíritu pone orden, el Espíritu es vida.
El Espíritu no solo trae armonía dentro de nosotros, sino también fuera. San Pablo nos recuerda que tenemos «diversidad de carismas, diversidad de actuaciones, diversidad de ministerios» (1 Co 12,4-6), todos, dones que el Espíritu distribuye con imaginación, sin nivelar, sin homologar. Y a partir de esta diversidad, el Espíritu construye la unidad, reúne a los distantes, une a los alejados, trae de vuelta a los dispersos, crea una sola armonía en este mundo.
¡Que también nosotros, como los apóstoles, al invocar “ven Espíritu Santo”, podamos experimentar un cambio en nuestras vidas y salir a transformar el mundo, desde la diversidad de nuestros dones y de nuestras misiones!
(Inspirado en la Homilía de Pentecostés 2019 de Papa Francisco)
Consejo Ejecutivo de CXV en España
Eduardo, Nacho, Juan Pedro, Seve, Mirella y Carles.
ImagenEspíritu Santo vitral de Cátedra de San Pedro y Gloria
Gian Lorenzo Bernini – entre 1656 y 1666 –
Altar mayor de la Basílica de San Pedro en la ciudad del Vaticano, Roma

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.