Crónica de la reunión de CVX Europa en Lille: “un tiempo Kairos”

Del 1 al 4 de marzo de 2018 se ha celebrado, en Lille (Francia), un encuentro de los consejos nacionales de CVX en Europa, bajo el lema “un tiempo Kairos”. De CVX España han participado Cecilia Martínez, Vicepresidenta, y Sara Palacio, Eurolink, que, como evaluación, ha escrito estas líneas con sus impresiones del encuentro.
 

Al final del encuentro en Lille valoro positivamente todo lo que he averiguado sobre las comunidades nacionales, sus momentos, su organización, sus modos de proceder, su misión, pero, sobre todo lo que me llevo como un tesoro es haber conocido a las personas y haber tenido la ocasión de profundizar durante los intercambios en nuestros lazos, compartiendo entre otras cosas: nuestras ilusiones, modos de ver las cosas, retos…, alimentando la unión de ánimos con ellos. Cuando nos reuníamos Cecilia y yo para valorar donde tenemos que incidir como CVX España, entre otras cosas, destacábamos el hacer hincapié en la importancia de vivir esta unión de ánimos entre nosotros.
 
Estos tres días han favorecido que creemos lazos entre nosotros encaminados a un trabajo común, estando atentos a ver qué podemos aportar como región europea. La última actividad consistía precisamente en identificar nuestra aportación para la próxima Asamblea Mundial y ahí ha quedado escrito el fruto de todo lo que hemos ido reflexionando y orando durante estos 3 días juntos por grupos y en asamblea. Con ello, el Euroteam va a escribir un mandato para CVX Europa, atendiendo a lo que dentro de nuestra diversidad nos sentimos llamados a priorizar como europeos. En nuestro grupo destacábamos el reto de la frontera migración en Europa, y salía también la palabra movilidad, como realidad de personas, muchos de ellos jóvenes, saliendo de sus países en busca de trabajo.
 

A nivel personal me llevo por un lado la reflexión de la importancia de darnos tiempo: aunque andemos con muchas cosas, vivir el momento presente es un tesoro. Tiempo para hacer comunidad, darse tiempos de profundizar en la relación con Dios, dejarnos convertir por Él y tener tiempo para los demás. Por otro lado, me ha llenado lo que se siente cuando se aporta un poquito y se comparte, a veces no nos parece importante lo pequeño y por ello quizá no lo pongamos en común, pero esas pequeñas cosas dan sentido y hacen sentir una inmensa alegría, como cuando los panes y los peces se convirtieron en un banquete.
 
Estoy muy agradecida por esta misión como Eurolink, siento y espero que podamos aportar como Comunidad CVX en Europa. Por último, deciros que aguardo con alegría la celebración de nuestra próxima Asamblea Mundial CVX 2018 en Buenos Aires.
 
 
Un fuerte abrazo a todos.
Sara Palacio, Eurolink CVX-E (Enlace con CVX-Europa)


 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.