CUIDA de NOSOTROS

El Señor es mi luz y mi salvación,

es la defensa de mi vida;

¿A quién voy a tener miedo?

Señor, tú estas en medio de nosotros.

Así estamos siempre seguros.

Durante este día queremos tenerte presente,

pues confiamos en tu bondad.

Sabemos de tu amor por nosotros;

por eso te presentamos nuestro trabajo de esta jornada,

para que sea de tu agrado.

A lo largo de este día, cuida de todos nosotros, Señor.

Somos hijos tuyos y sabemos que nos quieres.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.