Deliberación en CVX en Jerez sobre el DMMC

La deliberación es el método propio del razonamiento práctico, aquél que tiene por objeto la toma de decisiones. Es un procedimiento complejo, en el que cabe distinguir tres momentos:

La deliberación sobre los hechos del caso de que se trate, aquí cabría echar una mirada a nuestra historia; pasado y presente Apostólico se funden para invitarnos a ir más allá de deliberar, para discernir cómo se mueven y a qué nos mueven los espíritus que operan sobre aquello que Dios nos susurra (a veces casi imperceptiblemente) al oído.

La deliberación sobre los valores en juego que se convierte en discernimiento cuando reconoces cómo es nuestra respuesta a un Dios encarnado en la humanidad a medida que la comunidad avanza por el, camino de las líneas prioritarias de misión y de las intuiciones emergentes.

Y finalmente, la deliberación sobre las circunstancias y consecuencias de la decisión a tomar, que pueden llevarnos a experimentar vértigos y parálisis.

Cada uno de estos tres momentos posee sus propios sesgos, que además resultan difíciles de corregir e incluso difíciles de detectar, por su carácter a veces poco consciente en los que intervienen múltiples factores.

Charles de Gaulle dijo en una ocasión que la deliberación es trabajo de muchos. La decisión de uno sólo.

En nuestro caso, sería obviamente un atrevimiento hacer recaer tal responsabilidad sólo en unos pocos.

Nuestra forma genuina de proceder se parece más (y sospechosamente) a un proceso sinodal en la nueva formulación que actualmente propone La Iglesia.

Un proceso en el que no sólo deliberamos y discernimos, sino que nos hacemos corresponsables de las decisiones que en su momento se adopten.

Y con ese espíritu “sinodal”, Jerez avanzó en la deliberación y discernimiento a propósito del Documento Marco para la Misión Comunitaria de la mano de Fátima Carazo, miembro asesor del equipo motor CVX España a quien agradecemos la donación de su tiempo y su trabajo, dando un paso más en un camino que arrancó – en su fase reciente- con Diakonía, continuó en la Asamblea de Pamplona con unas recomendaciones concretas y que ahora tenemos la suerte de sentir y vivir con el impulso y de la mano de nuestro actual Consejo Ejecutivo CVX España.

Manuel Jesús Ortega

CVX en Jerez

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.