“Desde la Amazonía: Evangelizar desde la vida cotidiana”

Por Lorena Pérez, voluntaria de CVX Ecuador enviada por la Comunidad Mundial en Leticia.

Febrero es el mes más corto del año. En esta región de nuestra querida Amazonía poco a poco se empiezan a reanudar las actividades cotidianas después de un largo tiempo de vacaciones escolares. Se ven las promociones para el inicio de las clases en las pocas calles comerciales de Leticia. Los niños y jóvenes aún están de vacaciones las tres primeras semanas, a partir del 20 de febrero empieza a sentirse de nuevo el movimiento, ya se puede ver en las mañanas a los padres que llevan a sus hijos hasta las puertas de ingreso de las escuelas, algunos niños con uniformes nuevos y otros con uniformes remendados pero bien lavados, algunos niños van alegres por retomar sus clases otros me cuentan que quisieran que las vacaciones fueran más largas porque les gusta mucho estar en casa y jugar con sus amigos.

 

Y así como Leticia y Tabatinga inician sus clases, yo, junto al equipo pastoral, nos reunimos para planificar el cronograma de visitas a las comunidades rivereñas del Amazonas. Las primeras semanas han sido el tiempo de planificar la metodología del nuevo recorrido que iniciaremos ya con una temática específica que consiste en informar y sensibilizar a las personas de las comunidades indígenas sobre la esclavitud invisible del Siglo XXI que es el Tráfico de personas.

 
Fue un tiempo de buscar material en internet, pedir material a la Red en Contra del Tráfico de personas de la Triple Frontera, leer documentos sobre el tema para poder llegar de la mejor forma a las personas. Mientras más leo y me informo sobre este tema, más me voy apasionando por esto, porque es importante que todos estemos informados, que todos nos unamos para combatir este enemigo invisible que tanto daño hace a nuestra sociedad y del cual estamos rodeados sin darnos cuenta. Son los más vulnerables de nuestra sociedad quienes corren el riesgo de caer en esta red, las personas en situación de pobreza, la violencia, la falta de comunicación y el abandono son factores que influyen en la existencia de este monstruo que destruye nuestra sociedad de manera silenciosa. El objetivo es poder llegar a los niños, los jóvenes y las familias de las comunidades. Como son grupos diferentes debemos abordar el tema de manera diferente.
 
(Seguir leyendo el artículo publicado en el blog de CVX en América Latina: http://www.lacvx.org/2017/03/desde-la-amazonia-evangelizar-desde-la.html)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.