Desde la Amazonía: “Todo está interconectado como si fuésemos uno…”

Por Lorena Pérez, voluntaria de CVX Ecuador enviada por la Comunidad Mundial en Leticia (Amazonas, Colombia).


“Tudo está interligado como si fossemos um. Tudo está interligado nesta casa comum”.

Mantra Amazónico em portugués
 
Este mantra me ha acompañado durante todo este mes, todos formamos parte de esta madre tierra y de este universo, estamos conectados unos con otros y juntos dentro de esta Casa Común, todo lo que hagamos tiene afectación en el otro sea ser humano, animal, planta, es decir todo ser viviente de nuestro planeta, grande o pequeño, depende de nuestra manera de actuar, del estilo de vida que elijamos, de lo que hacemos o de lo que dejemos de hacer.
 
Desde esta reflexión, puedo decir que si nos damos cuenta en realidad nunca estamos solos, la soledad puede ser una sensación temporal de la persona que depende de esa capacidad para abrirse y sentir con el otro, siempre estamos cercanos y relacionándonos continuamente con otras personas o seres vivos, a quienes podremos percibirlos desde nuestros sentidos. Por lo tanto, puedo ser responsable de lo que le sucede al otro tanto de bueno como de no tan bueno. Suena fuerte porque a nadie le gusta que la felicidad o armonía dependa del otro. Muchos libros de psicología nos motivan a buscar nuestra propia felicidad dentro de nosotros y eso me parece muy bien, solo que algunas veces nos pasamos la vida centrados en nosotros mismos y en la búsqueda de la felicidad que se nos pasa la vida en eso, y caemos en el individualismo, en el cual está sumergido el mundo, y nos olvidamos que la felicidad es algo de doble vía, es decir, que es un dar y recibir incondicionalmente, yo en gratuidad me dono al otro y el otro se me da gratuitamente. Al estilo de Jesús, quien nos invita junto a él a recrear continuamente este mundo y a encontrar el rostro de Dios en el otro, que en esta Casa Común hay espacio para todos y que lo importante es aprender a convivir juntos en armonía, en Su amor.
 
(Seguir leyendo el artículo publicado en el blog de CVX en América Latina:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.