Domingo XXXIV del Tiempo Ordinario – JESUCRISTO Rey del Universo

LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN LUCAS 23, 35-43
En aquel tiempo, las autoridades hacían muecas a Jesús, diciendo:
— A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido.
Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo:
— Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo.
Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: “Éste es el rey de los judíos”.
Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo:
–¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros.
Pero el otro lo increpaba:
— ¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada.
Y decía:
— Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino.
Jesús le respondió:
— Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso.
Orar en Domingo:
Reino con marchamo de autenticidad en la cruz, por José María Maruri sj
¡Caramba con el rey!, por Javier Leoz
Cargar con la cruz, por JAP
Hoy estarás conmigo, por Enrique Martínez Lozano
Jesús, punto de encuentro, por José Enrique Ruiz de Galarreta sj
Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso, por Hermann Rodríguez Osorio sj

1 Comentario

  1. Adelaida

    Jesús, acuérdate de tantos crucificados cuando estés en tu Reino, acuérdate de los que están sufriendo cólera en Haití, de los migrantes que cruzan México, de los que duermen en el frío de las calles de nuestras ciudades, de los que viven en los campos de refugiados de Africa y Oriente, … de tantos y tantos inocentes con los que sufres y mueres en la Cruz. No los olvides !!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *