¿DÓNDE están los MUEBLES?

Cierto día estaba yo de turista y llegué de visita a la casa de un sabio maestro. Al entrar, me di cuenta que la morada del viejo consistía de un colchón en el piso y unos pocos libros. Extrañado, le pregunté:
– Disculpe, pero, ¿dónde están sus muebles?
El anciano me miró con calma y respondió:
– ¿En dónde están los suyos?
– Pero si yo sólo estoy aquí de paso -le repliqué.
El maestro sonrió levemente y continúo:
– Yo también estoy de paso en esta vida, y mal haría en cargar miexistencia con todos los armarios de mi pasado. A lo que después de un tiempo de pensarlo, continué preguntando.
– ¿Cuáles son los armarios de mi pasado que podría resistirme a soltar?
– Además de los que en tu casa se puedan ver… estás los resentimientos, las desilusiones o los dolores con los que haces tu vida más pesada.
En cierta forma tenía razón, le di las gracias por sus consejos y me fui mucho más liviano; hasta hoy, ya no cargo tantos “muebles” pesados conmigo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.