El Camino Ignaciano

Un grupo de jesuitas y de laicos ignacianos acaban de lanzar una nueva ruta de peregrinaje que puede ser de gran interés tanto para caminantes como ciclistas que compartan el carisma ignaciano.
Es la ruta que caminó San Ignacio de Loyola después de su conversión en 1522. Comienza en su ciudad natal de Loyola y termina en la Cueva de Manresa, lugar en donde tuvo aquella experiencia de Dios que dio origen a los Ejercicios Espirituales.

Este camino tiene 647 Km de longitud y ya está disponible una guía muy completa para cada una de sus 27 jornadas.
Para mayor información, consultar el sitio web caminoignaciano.org.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *