El PROCESO de la Asamblea

El transcurso de la Asamblea Mundial correrá parejo a la metáfora de una pausa en un peregrinaje: los delegados se han reunido, en el nombre de sus comunidades nacionales, en el camino, para abastecerse, descansar y hacerse plenamente conscientes de la gracia, así como para coger fuerzas para continuar el viaje. Esta metafórica “pausa” comprende tres experiencias secuenciales:

La primera experiencia (que comprende los días 1, 2 y 3) consiste en situarse en la atmósfera de descanso de Fátima bajo la mirada amorosa de Dios, compartir las historias sobre los caminos que han tomado las comunidades nacionales desde Nairobi hasta Fátima, y, por último, explorar el entorno más amplio fuera de CVX (desarrollos de la vida asociativa, en la Iglesia y en el mundo) y entre nosotros (nuestra disponibilidad interna y nuestras actitudes, deseos y esperanzas). Por eso, el lema de esta primera parte es: Descansamos bajo la mirada amorosa de Dios y le contamos lo que hemos hecho, enseñado y aprendido.

La segunda experiencia (entre los días 4 y 5) consiste en la aplicación de la metodología del Espacio Abierto con la esperanza de centrar la atención de la Comunidad Mundial en las oportunidades y posibilidades que subyacen a ella. La metodología busca generar ideas, iniciativas, retos y compromisos que deberán profundizar en el carácter de la Comunidad Mundial y hacernos avanzar como cuerpo apostólico. El lema es Abrimos nuestra Comunidad Mundial a la Inspiración del Espíritu Santo.

La tercera experiencia (los días 7, 8, 9 y 10) ayudará a la Comunidad Mundial y las comunidades regionales y nacionales a preparar un resumen de nuestros avances como cuerpo apostólico, de una manera práctica, realista y congruente con la elección y con los Principios Generales de nuestra Comunidad. El proceso desde el día 7 al día 9 conducirá a la fase final de toma de decisiones del día 10, en el que se aprobarán las recomendaciones de la Asamblea y se elegirá un nuevo Comité Ejecutivo. El lema: Nos preparamos para reanudar nuestro camino: Elecciones, Mandatos y Líderes

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.