el SANTO de LOIOLA: IGNACIO de DIOS, el DIOS de IGNACIO

Invito a leer el último post de Xabier Pikaza dedicado a Ignacio de Loyola.
Fue un hombre de mundo: un señor de tierra vasca, un guerrero, un caballero, un convertido, un fundador universal,uno de los creadores de la Edad Moderna en Europa y en el mundo. Su obra y herencia ha sido discutida y valorada por doquier. Aquí sólo quiero saludar a sus hermanos los jesuitas y a los vascos que aún le quieren (le queremos), recordando un aspecto menos destacado de su vida: su visión de Dios. Cuando era niño celebré su fiesta en el Monte Gorbea, con sus devotos pastores. Hoy, desde todo el mundo quiero recordarle
Propiamente hablando, Ignacio de Loyola no ha tenido una visión de Dios como Trinidad, sino una experiencia interior, una comprensión en profundidad del misterio trinitario, que ha tenido como consecuencia un consuelo y un gozo perdurable. Así lo muestra tanto su Autobiografía¸ como su Diario espiritual, de donde proceden los textos que presento este día, el día de su fiesta, felicitando a todos mis amigos ignacios e iñakis, a todos los jesuitas…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.