El SENTIDO de la VIDA (II)

No quiero optar por la muerte, por la destrucción,
por las cosas que se acaban, por el humo de pajas.
No quiero vivir desde la superficie, desde la piel.
No quiero ser vida vacía, vida gastada.
Señor Jesús: ¡ quiero vivir con fuerza y desde dentro!
Señor Jesús, quiero pedirte fuerza para optar.

Fuerza para optar como persona, como hombre.
Fuerza para optar por una fe recia en Ti.
Fuerza para optar por la Comunidad en que vivo.
Fuerza para optar por un proyecto de vida.
Fuerza para optar por los necesitados de ayuda.
Fuerza para optar por una vida sin término.
Fuerza para optar y vivir siempre decidido a comenzar de nuevo.

Señor Jesús, abre mis ojos a la luz de tu verdad.
Abre mis ojos al corazón del hombre que transciende.
Abre mis ojos a la bondad y a la ternura,
al perdón, a la justicia, a la fraternidad,
a la verdad, a la pureza y a la sencillez.
Señor Jesús, abre mis ojos a los valores que no se acaban.
Señor Jesús, abre mis ojos más allá de tu muerte:
a la luz y a la libertad de tu Resurrección.
Tu, Señor Jesús, estás aquí, en mi nuevo camino.
Tú, Señor Jesús, estás aquí y me ofreces tu proyecto de vida.

Yo cuento contigo: eres la respuesta a mi pregunta.
Yo cuento contigo: eres la razón de mis razones.
Yo cuento contigo: eres el ideal de hombre que yo quiero.
Yo cuento contigo: eres el proyecto que yo asumo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.