El SI FÁCIL y el NO NEGOCIABLE, por EDU

Aunque mi blog no pretende hablar de un tema específico ni político, ni religioso, esta vez lo haré. Siempre he creído que el blog me serviría para canalizar mis impresiones, de ahí el nombre, y creo que tengo muchas respecto al referéndum y lo que se vive en Ecuador.
Yo había expresado mi claro apoyo al SI y no pensé que iba a traer conflicto a mis lectores. Pues yo ingenuamente pensaba que por primera vez en mi país se estaba dando un proceso absolutamente democrático en el que se escucha tu opinión y sobretodo la opinión de los grupos más excluidos históricamente. En esto no me equivoqué, pues de hecho se está dando rienda suelta a la expresión, pero creo que aún nuestro pueblo y nosotros como individuos libres con criterio y formación aún no estamos lo suficientemente maduros como para enfrentar un proceso de esta magnitud.
Nuestra inmadurez radica en que no sabemos TOLERAR Y RESPETAR las ideas contrarias a la nuestra, y eso me pasa a mí con mucha frecuencia. Siempre nos encontraremos otras formas de pensar, de vivir, de practicar la fe, de decidir, otros mundos y otras culturas; pero el secreto para que los procesos democráticos sean verdaderos está en no imponer lo de uno, sino en llegar a un diálogo a un acuerdo por el bien común.
Por eso invito a todos a que no desperdiciemos esta valiosa oportunidad de expresarnos a través de un SI o un NO creando conflicto y división, sino todo lo contrario, para unirnos todos por un país mejor, expresando nuestras ideas y escuchando con respeto la de los otros por más antagónicas que parezcan a las nuestras.
Y como quiero pensar que somos lo suficientemente maduros para escuchar abiertamente lo que piensan los demás sin causar conflicto, pues cada uno sabrá coger lo mejor de todo para crearse su propio criterio, quiero manifestar sinceramente que estoy por el SI a la nueva propuesta, pues es un paso gigante de respeto a la vida, la naturaleza, los excluidos, el bien común dejando de lado el individualismo y la exclusión que ahora impera. Para mi el SI es una oportunidad de cambio y el No es un estancarse. El SI es un arriesgarse a algo diferente, y el NO es acomodarse e instalarse para los que están bien, y un olvidarse de los que están mal. Mi SI será por el Dios encarnado y la Iglesia de los marginados, y el No es por un Dios que se queda alegremente en su cielo.
Pensaba terminar poniendo una bandera del Ecuador que nos une y nos identifica, pero creo que lo principal ahora es terminar pensando en que nuestra decisión con seguridad cambiará en algo la vida del olvidado y del marginado, pues todo este proceso ya nos está cambiando pues tenemos la posibilidad de decidir por nuestro país, se nos ha dado esa responsabilidad. Y como decía un hombre santo “nunca tomes una decisión sin tener en cuenta como afectará al más pequeño de tus hermanos”.

Edu Barahona cvx, desde Madrid

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.