EN TI

Que bien sé yo la fuente, que mana y corre,
que bien sé yo la fuente, aunque es de noche.

Todas nuestras fuentes están en ti, Cristo
Todos los manantiales brotan de tu corazón.
Todas las luces las encontramos en tu rostro.
Todo nuestro alimento lo recibimos de tu cuerpo y de tu palabra.
Toda nuestra esperanza está en tu palabra y en tu Pascua.
Toda nuestra vida nos viene de tu aliento, que es tu Espíritu.
Todo nuestro amor está en ti y nuestros jubileos en ti.
Cristo, nuestra fiesta y nuestra alegría.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.