Encuentro del Padre General con los laicos colaboradores en su visita a Andalucía y Canarias

El Padre General de la Compañía de Jesús, Adolfo Nicolás, ha estado visitando del 7 al 11 de noviembre la Provincia Bética (Andalucía y Canarias), en el marco de un viaje institucional donde ha tenido la oportunidad de visitar distintas obras de los jesuitas en Las Palmas, Granada y Sevilla, y se ha encontrado también con miembros de CVX y otros laicos colaboradores.
En la tarde del lunes 7 de noviembre el P. General visitó el Centro Loyola de Las Palmas, en donde conviven una docena de asociaciones sin ánimo de lucro y tiene su sede CVX-Gran Canaria, encontrándose con un grupo de laicos y familiares de jesuitas. Posteriormente celebraron la Eucaristía en la Iglesia San Francisco de Borja, misa que fue animada por el coro de la CVX. Fue un momento privilegiado de recoger todo lo vivido, de acción de gracias, íntimo y profundo, centrándose la homilía del Padre Adolfo Nicolás en “la urgencia por recuperar el perdón como guía para las relaciones humanas”.
En la tarde del miércoles 9 de noviembre también tuvo en la Iglesia del Colegio Portaceli de Sevilla otro momento de encuentro con más de 600 personas, en donde respondió abiertamente a más de una veintena de preguntas sobre temas como la educación, el liderazgo laico de las obras de la Compañía, la secularización, la interculturalidad, la identidad y la misión de la Compañía o el necesario equilibrio entre gestión empresarial y educación de calidad, entre otros. En este sentido, destacó valores como la vocación de servicio, la entrega y la dedicación, la compasión, o el compromiso en armonía con todos y llamó a los asistentes a “no quedarse indiferentes ante la realidad que nos rodea”. Asimismo, afirmó que “tenemos que vivir nuestra vida cristiana de forma creíble, lo que implica no aceptar el prejuicio, la falsa devoción o la injusticia, así como aceptar en paz que hay otros que piensan de forma diferente”.

Finalmente, definió las características que debe tener un buen líder: “un corazón grande y una mirada alta”. Sin salir de la Iglesia el encuentro continuó con una Eucaristía, a la que se unieron más asistentes. En la homilía el P. General quiso transmitir la imagen de una Iglesia que tiene que recibir al mundo, la luz de fuera, e irradiar su luz hacia el mundo. Los asistentes al terminar destacaron la sencillez de la ceremonia y del encuentro previo, y la sonrisa y cercanía del Padre Adolfo Nicolás.
A continuación aparece el enlace a la página web que ha creado la Provincia Bética con contenidos gráficos y crónicas de las intervenciones sobre la esta visita del P. General en la que se van a ir añadiendo más fotos, vídeos, audios y textos a medida de se vaya ordenando el enorme material acumulado (www.pgvisitaprobesi.org).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *