Experiencia Tarik Emaús

EXPERIENCIA TARIK EMAÚS

Desde el equipo de migraciones de CVX-E, llevamos un tiempo largo preparando una experiencia de interiorización de la realidad migrante en la frontera sur. Después de estos meses de pandemia, en los que con todo preparado no hemos podido lanzar la iniciativa, durante este año, algunas personas miembros del equipo y colaboradoras del mismo, hemos hecho la experiencia a modo de prueba. 

Ahora ya, después de evaluar esta experiencia piloto y contrastarla en un equipo grande de personas en el que han participado la comunidad de jesuitas de Almería, la comunidad de Nador, la CVX-Almería, la CVX-Málaga y el equipo de la Delegación Diocesana de migraciones de Nador, podemos anunciar que esta experiencia se realizará durante la última semana de julio.

El objetivo es facilitar unos días de oración en medio de la realidad de las personas migrantes que desde el Norte de Marruecos intentan llegar a España y su situación una vez en la península, en concreto, en Almería.

La ruta por tanto, será en sentido inverso al que hacen los migrantes: desde Almería, pasando en ferry a Melilla, y cruzando la valla hasta Nador. Es un signo de nuestra salida a su encuentro. En cada uno de estos puntos se desarrollará la experiencia combinando la contemplación de la realidad, con la oración personal a partir de unos puntos cada día y con el compartir en grupo y el acompañamiento personal.

Las personas a las que va destinada deben tener experiencia de oración y estar interesadas por el mundo de las migraciones. Ciertamente, nos gustaría que los participantes no fueran los ya “convencidos” e implicados en este campo de misión, sino quienes quieren abrirse a una experiencia novedosa y profunda de esta realidad. Se hará en un grupo pequeño (5 personas), que facilite el intercambio, el compartir en grupo y también para evitar que el número suponga un inconveniente en las visitas y la contemplación.

Por qué TARIK EMAÚS.

Tarik en árabe significa CAMINO, RUTA y esto es lo que queremos ofrecer, un camino en el que descubrir la presencia de Jesús en el mundo acompañando a las personas migrantes. Y queríamos reunir en el nombre mismo dos idiomas, porque es una experiencia de encuentro con lo diverso.

Se trata de una oportunidad muy especial para encontrarnos con el Jesús sufriente, en el camino de aparente derrota, como el de los discípulos de Emaús, tocando de cerca la vida de las personas que abandonan todo y arriesgan todo para buscar una vida mejor para ellos y sus familias. Supone estar disponibles a dejarnos tocar por el Señor en la frontera real e interior que blindamos ante las personas que quieren vivir entre nosotros.

Ojalá sea una experiencia transformadora para las personas participantes, y que tenga un efecto multiplicador en el regreso a la vida cotidiana. Que suponga un cambio de mirada que nos lleve a un cambio de corazón.

Descargar toda la info

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.