Ha muerto Ignasi Salvat, jesuita

Ha colaborado siempre en el Casal Loiola de Barcelona y fue coordinador de los Asistentes de las Comunidades de Vida Cristiana (CVX) entre 1994 y 1996.Desde su fundación en 1981 no ha dejado nunca de colaborar en el centro de estudios Cristianismo y Justicia, durante quince años presidiendo la Fundación Lluís Espinal a la que pertenece este centro, y también impartiendo seminarios y cursos, además de cine-fórums sobre películas de contenido social, donde ha podido combinar su compromiso por la justicia con una de sus pasiones: el cine.

Este viernes 24 de junio ha fallecido en Barcelona el P. Ignasi Salvat, jesuita, a la edad de 80 años. El P. Salvat era profesor emérito de Moral y Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Catalunya y miembro del Tribunal Eclesiástico.

Fue Provincial de los Jesuitas de Catalunya y presidente de la Conferencia de Provinciales de Europa. Fundador del centro de estudios Cristianismo y Justicia, participó en numerosas instituciones de la iglesia y la sociedad catalana.

Ha sido vice-presidente de la Fundación ESADE, miembro del Instituto Borja de Bioética y de la Universidad Internacional por la Paz. También ha publicado varios libros y ha colaborado activamente en los medios de comunicación social.

El funeral tendrá lugar este sábado 25 de junio a las 16.30h en el Centro Borja de Sant Cugat del Vallès. El día 1 de julio a las 20.00h, coincidiendo con la fiesta del Sagrado Corazón, se celebrará una Eucaristía en recuerdo y acción de gracias en la Iglesia del Sagrado Corazón de Barcelona, en la calle Casp, 27.


1 Comentario

  1. José Antonio Suffo

    Querido Ignasi:
    Desde el cara a cara con el Padre pide por nosotros y por esta CVX de la que fuiste Asistente y a la que tanta luz diste en momentos cruciales.Doy fe de ello, querido amigo.
    Nos diste mucha luz para comenzar a abordar nuestro compromiso con la realidad familiar…
    Me vienen a la mente tantos buenos recuerdos…Fátima y yo no te olvidaremos.
    Siempre estaremos unidos en la misión.
    Fátima Carazo y José A. Suffo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *