HACIA la UNIDAD

Señor Dios, abre nuestros corazones

para recibir tu Espíritu Santo,

y que este Espíritu nos haga caminar hacia la unidad.

Abre nuestras mentes para que seamos más tolerantes

con los que piensan, creen y rezan

de forma diferente a nosotros.

Abre nuestros corazones

para que les aceptemos como hermanos,

hijos de un mismo Padre.

Padre, Dios: con la ayuda de tu Espíritu,

impulsa los esfuerzos que realizan

las distintas iglesias hacia el ecumenismo,

para que un día todos los cristianos

demos testimonio de unidad y comunión.

Ayúdanos a aceptarnos como hermanos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.