JESÚS. Aproximación histórica

José Antonio Pagola publicó hace unos meses el libro JESÚS. Aproximación histórica. En su obra, “la fe no ha sido un principio de interpretación histórica, pero sí el mejor estímulo para estudiar la vida de Jesús”, reconocía el sacerdote y teólogo vasco en una entrevista publicada en Vida Nueva (nº 2.584). Y aunque confesaba no haber sentido incompatibilidad alguna entre su esfuerzo de investigación histórica y su fe cristiana, sí quería dejar claro que “una cosa es el Jesús histórico y otra el Cristo de la fe”. “Hablar de manera confusa de todo esto –advertía Pagola– me parece un retroceso, y no hace bien ni al conocimiento concreto de Jesús ni a la fe cristiana”.

¿Ha cambiado la imagen que tenía de Jesús después de escribir este libro? Nunca he dejado a lo largo de mi vida de estudiar a Jesús, pero quizás no era consciente de todo lo que ha matizado durante estos últimos años la investigación histórica. Me han impresionado aspectos como su compasión, que ocupa el centro de su vida y es la motivación de todo; que para él Dios sea un Padre que está introduciéndose en el mundo, tratando de hacer la vida más humana, empezando por los últimos; me ha impresionado mucho su cariño y el trato a la mujer, me ha sobrecogido su muerte, cómo pasó la última noche, qué pudo sentir… Todo ello, el verlo globalmente, de manera más unitaria, te permite tener un conocimiento muchísimo más vivo de Jesús. Ha sido, sin duda, lo mejor.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.