JON CORTINA, PREMIO JAIME BRUNET 2007

“Este premio es el reconocimiento del respeto a la dignidad humana, a las libertades fundamentales y a los Derechos Humanos, y este año recae en Jon Cortina, mi hermano, pero también un hombre que supo comprender y aceptar su vocación y entregarse a ella, sin reservas ni condiciones”.
Con estas palabras cerró ayer Carlos Cortina Garaigorta su discurso de agradecimiento después de recoger el Premio Internacional Jaime Brunet a la promoción de los Derechos Humanos 2007 que la UPNA entregó a su hermano, el jesuita Jon Cortina, por su labor al frente de la Asociación Pro Búsqueda de Niños y Niñas desaparecidos de El Salvador. Jon Cortina falleció en 2005.
La entrega del Premio Jaime Brunet fue el acto central de la conmemoración académica del Día de la Universidad, que la UPNA ha celebrado en la Escuela de Estudios Sanitarios. El galardón está convocado por el centro académico y la Fundación Jaime Brunet Romero, y está dotado con 36.000 euros que, en esta ocasión, van a ir a parar a la asociación que creó Jon Cortina. Este colectivo se dedica a intentar encontrara los niños y niñas desaparecidos durante la guerra civil de El Salvador al ser secuestrados por las tropas militares y dispersados en países de América y Europa. La candidatura de Cortina al Premio Brunet fue presentada por las fundaciones Alboan y Paz y Tercer Mundo, con el aval de 122 instituciones y 914 personas de diversos ámbitos. Francisco Javier Blázquez, secretario del jurado, explicó que la distinción recae en el jesuita porque creó una asociación que es “un ejemplo de compromiso” y porque trabajó con el fin de que no se les negase a los niños derechos como el que todo menor tiene a no ser separado de su madre y a vivir bajo el amparo de sus padres.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.